La gente criticó la acción de la ciudadanía ya que en Ciudad Fernández hay 17 defunciones y 206 casos acumulados de Covid-19

En la comunidad La Reforma, del municipio de Ciudad Fernández, los pobladores realizaron un festejo clandestino por motivo del Grito de Independencia, donde acudieron cerca de 300 personas, que no respetaron protocolos sanitarios y manifestaron no tener miedo de contagiarse de Covid-19.

Este evento fue repudiado en redes sociales por la población, ya que fue a través de este medio que se enteraron, incluso días antes de la celebración. personas que acudieron, en su mayoría no usaron cubrebocas, ni respetaron la sana distancia.

A pesar de la amenaza de que la Guardia Nacional cancelaría el evento, la gente comenzó a llegar a partir de las 8:00 pm y se quedaron en la plaza principal, algunos en las bancas, otros recogiendo sus aguas frescas y antojitos, mientras esperaban la actuación de la banda, grupos de baile y el tradicional palo encebado; el Grito de Independencia fue dado por el juez auxiliar, en el lugar que parecía una kermes.

Los jueces auxiliares fueron cuestionados al respecto, pero dijeron que no pudieron controlar a la gente decidida al festejo. Por su parte algunos habitantes externaron su voluntad de hacer la fiesta y estos fueron algunos de sus argumentos:

“No tenemos miedo porque el presidente principalmente AMLO no trae cubrebocas”. “La gente es la que manda y al juez no lo embarre, porque nosotros somos los que mandamos”.

En redes sociales la gente criticó la acción de la ciudadanía ya que en Ciudad Fernández hay 17 defunciones y 206 casos acumulados de Covid-19 y la entidad potosina se mantienen en semáforo naranja, con riesgo de regresar al rojo, de acuerdo con las autoridades de Salud.

 

 

EFVE