Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Una familia incómoda

Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en print

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha pregonado la idea de que su Gobierno terminará con la corrupción, el influyentismo, el nepotismo y el amiguismo.

Vergonzosamente, vemos que los mismos integrantes de su familia, se han visto inmiscuidos en escándalos de enriquecimiento ilícito y de desfalco a las finanzas públicas.

 

Se hicieron públicos unos videos donde se ve al hermano del Presidente, Pío López Obrador, recibir distintas cantidades de dinero de un exfuncionario público. Se excusó en aquella ocasión diciendo que eran aportaciones para el “movimiento” que encabeza el hoy titular del Ejecutivo federal. Incluso, se hizo alusión a personajes de la historia mexicana y se utilizaron los medios de comunicación institucionales para limpiar la imagen de la familia presidencial.

 

Desde Palacio Nacional se dio por concluido el tema y el Presidente de la República no se ha vuelto a posicionar sobre él, así como tampoco ha pedido se sigan las investigaciones respectivas.

 

Desafortunadamente, no es el único ilícito en el que se han visto envueltos los parientes del Presidente. La semana pasada, se hizo pública la información sobre el desfalco de 223 millones de pesos de la hacienda pública del municipio de Macuspana, Tabasco, tierra natal del primer mandatario y cuya síndica responsable de las finanzas de ese Gobierno morenista, era Concepción Falcón, cuñada de Andrés Manuel López Obrador.

 

Dicha nota, fue calificada de provenir del “conservadurismo” y descalificó la información.

Como ya es costumbre, desde su palestra mañanera ordenó que las autoridades del Gobierno de Tabasco, aclararan lo sucedido. Mientras tanto, su vocero señalaba que no había “ningún desfalco declarado”.

 

Una vez más, ha buscado desviar la atención de las conductas ilegales de su familia. Ha denostado a los medios de comunicación que no le son cómodos, y sin mediar una investigación, ha deslindado de responsabilidades a quienes provienen de su partido político.

 

Esta dinámica vemos que se repite y se repetirá constantemente durante todo el sexenio.

Decían no robar y no mentir. Lastimosamente para los mexicanos, este Gobierno roba y miente con descaro.

 

                                                                                                                                                    @kenialopezr

 

Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en print

NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS
OPINIÓN