Los pendientes de la seguridad

Omar Sanchez de Tagle

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

            @osdtagle


En los últimos meses hemos estado concentrados en la pandemia del Covid-19, pero algo que no podemos dejar a un lado es la inseguridad que se vive en varios estados del país.
En el último informe de Gobierno se afirmó que existe una disminución promedio de 30% en los secuestros, feminicidios, robos a transeúntes, transportistas, vehículos, transporte público, a negocios y a casa habitación.

Y quizás estas cifras podrían ser ciertas, pero debe tomarse en cuenta un factor. En los últimos seis meses hubo un confinamiento de la sociedad, como parte de las medidas de salud muchos ciudadanos nos vimos en la necesidad de no circular y por ello muchos de los delitos dejaron de cometerse.

Sobre este punto vale la pena ver el último análisis realizado por el Observatorio Nacional Ciudadano sobre la incidencia delictiva reportada en el Segundo Informe de Gobierno. Este análisis destaca algo que varios expertos en seguridad estaban alertando y es el hecho de que las autoridades federales han cambiado la metodología para medir la incidencia delictiva, lo cual provoca que no se pueda hacer comparaciones certeras con años pasados.

Por ejemplo, el ONC señala que el Presidente insiste en comparar la información contra noviembre de 2018. “Sin embargo, consideramos que esto es un error metodológico, ya que existe cierta estacionalidad en los delitos. Comparar el mes de noviembre contra cualquier otro que el mismo de otro año no refleja el comportamiento de los mismos.”

De esta forma y si tomáramos en cuenta un comparativo del acumulado entre enero y julio de este año y los comparáramos con los de años anteriores veríamos si en realidad los números se están modificando.

En este contexto, el Observatorio realizó el análisis de los datos de incidencia delictiva reportados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública respecto a enero a julio de 2018, 2019 y de 2020, y se identificó lo siguiente.

En el período de enero a julio de 2020, todas las tasas de los delitos patrimoniales disminuyeron respecto al mismo periodo de 2019. La tasa nacional de robo en transporte público disminuyó 42.5%, al comparar el período acumulado de enero a julio de 2020 con el mismo período de 2019. Esta disminución representó el mayor descenso de los delitos analizados.

Sin embargo, en donde si se detecta aumentos son en los delitos que atentan contra la vida y la integridad de las personas, por ejemplo, en los periodos analizados de 2018 a 2020 respecto de la tasa de feminicidio; en el período acumulado de 2020 creció 5.1% respecto al mismo período de 2019, y 7.7% al comparar 2020 con 2018. En cuanto al homicidio doloso, se identificó una disminución de 1.9% en la tasa nacional.

Si bien se observa una disminución importante hay que destacar que “los descensos reportados principalmente en delitos patrimoniales pueden estar explicados por los efectos del confinamiento y la baja denuncia, y no precisamente por alguna política pública implementada específicamente en materia de seguridad”, señala el observatorio. Lo importante ahora es ver que el regreso a la nueva normalidad, podría incrementar el aumento de delitos y es dónde las autoridades deberían estar alertas.

Más del autor