Ante las medidas que plantean senadores de EU en contra de las exportaciones mexicanas de productos agrícolas estacionales, el Senado, exhortó a adoptar en reciprocidad

Ante las posibles medidas injustificadas que plantean senadores de Estados Unidos en contra de las exportaciones mexicanas de productos agrícolas estacionales, el Senado de la República, exhortó a adoptar en reciprocidad y defensa de los intereses comerciales de México, represalias comerciales contra productos estadounidenses.

Ante ello, el Pleno del Senado suscribió un pronunciamiento presentado por la Junta de Coordinación Política, que preside el senador Ricardo Monreal Ávila, en el que piden continuar con el diálogo y adoptar las acciones necesarias para prevenir el establecimiento de medidas que vulneren y violen las disposiciones establecidas en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Asimismo, exhortaron a las dependencias competentes, a continuar monitoreando la política comercial de los Estados Unidos de América que pudiera afectar las exportaciones mexicanasde productos agrícolas.

Lo anterior, luego de que senadores de Estados Unidos, acusaran -sin pruebas- que nuestro país aplica subsidios desleales y de realizar dumping de productos de temporada en el mercado estadounidense con mano de obra de bajo costo.

“En caso de que se impongan medidas injustificadas contra exportaciones mexicanas de productos agrícolas, se exhorta la adopción de represalias comerciales bajo los principios de reciprocidad y defensa de los intereses comerciales de México”.

A pesar de las demandas de los legisladores estadounidenses, diversas organizaciones internacionales de corte agrícola han asegurado que los apoyos a los agricultores de temporal y productos perecederos mexicanos no distorsionan el comercio, dado que éstos son parte de un programa generalizado a todo el campo nacional, además de que no existe evidencia de dumping.

Esta situación, “ha generado incertidumbre en el sector hortofrutícola, uno de los más modernos, dinámicos y competitivos de nuestra economía”, apuntó la senadora del PRI, Claudia Ruiz Massieu.

La presidenta de la Comisión Especial de seguimiento a la implementación del T-MEC e integrante de la bancada del PRI, celebró el pronunciamiento, ya que lo consideró de gran relevancia para la economía nacional y para la integración de la región. Si estas medidas se concretan, apuntó, se vulneraría la exportación de diversos productos, afectando la economía del país.

A su vez, la senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, del Grupo Parlamentario del PAN, señaló que las medidas que Estados Unidos considera emprender no sólo vulneran al T-MEC, sino que daña a la industria agroalimentaria del país y a quienes viven de ella, productores que históricamente han tenido que sobrepasar barreras y obstáculos para entrar al mercado norteamericano.

El presidente de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, José Narro Céspedes, acusó que en Estados Unidos presionan para “cerrar la frontera”, porque no pueden con la calidad ni con el precio de los productores mexicanos.

“No podemos permitir que este tema de la estacionalidad se aplique por afuera del acuerdo comercial, porque violenta la política de la OMC, pues lo que plantean en el país vecino es un mecanismo proteccionista ante la ineficiencia de sus productores”, asentó.

Mientras que el morenista, Rubén Rocha Moya, hizo un llamado para que no se tomen medidas arbitrarias que pongan en riesgo la producción nacional de frutas y hortalizas.

TFA