En una entrevista con Brenda Serrallonga nos explica cómo es que funcionan. “Sin galería es un proyecto que surgió hace un año para atender un problema al que se enfrentan los creadores artísticos como los compradores de arte masivos

Exponen sin trabas. Sin galería es la oportunidad que tienen los artistas emergentes para exponer su trabajo sin intermediarios.

Los socios fundadores del programa, Brenda Serrallonga Kaim y Emilio Zacarías Gálvez crearon la iniciativa como una respuesta ante la emergencia sanitaria, que seguirá con vida después de la pandemia, para impulsar el talento mexicano y sumando la tecnología como aliada para aumentar ventas y exposición.

Sin galería creó una “red social” que acerca al autor con su público con la finalidad de promover a los noveles creadores y contar con artistas consolidados para democratizar el arte y con ello llegar a más personas alrededor del mundo.

En una entrevista con Brenda Serrallonga nos explica cómo es que funcionan. “Sin galería es un proyecto que surgió hace un año para atender un problema al que se enfrentan los creadores artísticos como los compradores de arte masivos. Si bien existen galerías comunes y espacios físicos para exponer sus obras, las comisiones representan un costo excesivo para los artesanos; muchas veces se les cobra 50% del valor total de una pieza”.

Ante la falta de oportunidades para exponer su trabajo, se pensó un sitio web que permitiera conocer nuevos nombres dentro del mundo del arte, por lo que aquí encontrarás diferentes técnicas, tales como cerámica, escultura, fotografía, grabado, humo/papel de algodón, impresión digital, litografía, pintura, serigrafía, técnica mixta, xilografía y óleo sobre tela.

“Hay artistas emergentes que no cuentan con apoyo para exponer su trabajo y otra área de oportunidad sin los compradores de arte que por inversión están comprando piezas. Ellos, se limitan a una galería donde la oferta es muy corta hablado de obras y rangos de precios.

Queremos democratizar el arte y tener una manera fácil y accesible de llegar a todo el público; Además, estamos en una era digital en la que queremos acercar a los creadores con los compradores, apropiandonos de la tecnología”, platica Serrallonga.

Cultura con impacto social

Parte de la ganancias obtenidas de cada compra son destinadas a talleres de artesanos que necesitan recursos, los cuales elige el artista del que se tomaron los ingresos.

“La idea de Sin galería es que se vuelva un proyecto social para apoyar a las comunidades artísticas como puede ser un taller. Nosotros no elegimos su destino, es el artista quien lo invierte en las comunidades que ellos deseen. Para nosotros es muy importante dejar huella en la cultura generando un impacto social”, asegura su fundadora.

Como si fuera «Facebook»

A la familia de Sin galería se les genera un perfil que explica las características de elaboración y proceso creativo que tiene cada uno de sus miembros, mezclando fotografías a detalle de cada uno de los integrantes, pareciera una red social en la que navegas hasta dar con la obra que requieras.

“Pensamos en que los artistas deben completar su proceso creativo sin distracciones. Nosotros subimos a la plataforma el perfil completo de cada uno de ellos, hasta ahora contamos con 17 realizadores de Oaxaca y seis de la Ciudad de México, lo que buscamos es expandirnos a todo México aumentando cada vez más los autores y crear una comunidad artística digital con el fin de transformar el arte en vida y la vida en arte. ”, finaliza.

Lo que debes saber

En su sitio web (singaleria.com) se ofrece pintura, escultura, grabado, litografía y técnica mixta de artistas como Cristina Luna, Alejandro Echeverría, Daniel Salazar y José Santos, entre otros.

FRASE
Buscamos que los artistas no tengan intermediarios para difundir sus obras, con ello el creador revalora su trabajo y tiene acceso a potenciales clientes sin desprestigiar su trabajo.

Brenda Serrallonga Kaim, fundadora de Sin galería.

LEG