Luego de 44 días con Dylan desaparecido, por fin el día de hoy pudo reunirse con su madre, quien estaba desesperada por hallar a su pequeño.

Margarita “N”, la mujer acusada del secuestro del Dylan Esaú Gómez, en un mercado en Chiapas, argumentó que planeó el rapto del menor debido a que ella no puede tener hijos.

La detenida dijo que había pasado por muchos problemas con su pareja, incluso, la dejó debido a que no tenía la capacidad de concebir a un bebé, así que ideó un plan para un rapto y huir sin ser ubicada.

La acusada viajó a San Cristóbal de las Casas, dos días previos al secuestro de Dylan, esto con el fin de buscar quien sería su víctima, por lo que se paseó por el mercado Mercosur.

Añadió que usaba nombres falsos para que nadie pudiera reconocerla, un día se presentó como “Ofelia” y al siguiente como “Vanesa”.

Luego de hallar a Dylan, ésta le pagó 200 pesos a otros dos niños para que la ayudaran, les dijo que el menor era su hijo.

“La persona les ofreció 200 pesos, los engañó y les dijo ‘vayan por mi menor, no quiere irse conmigo’. Los niños al ser engañados, traen al menor, pero dicen que la mujer habla tzotzil, que es de municipios indígenas vecinos de San Cristóbal de las Casas”, aclaró el fiscal.

Luego de tener a Dylan, Margarita “N” se lo llevó a bordo de un taxi, el cual la trasladó del municipio de Cintalapa y posteriormente, a su comunidad, sin embargo, 44 días después, fue localizada por las autoridades de Chiapas.

La Fiscalía General de Chiapas aseguró que solicitarán la pena más alta para la acusada por el secuestro del pequeño, misma que es de 75 años, por lo que trabajan en integrar la carpeta de investigación para entregar la documentación total al juez.