El Estado de México iniciará el próximo lunes su cuarta semana en color naranja dentro del semáforo epidemiológico de riesgo sanitario, y con la consigna de mantenerse en ese rango para el viernes 14 y terminar agosto sin retroceder al rojo, expresó el subdirector de Epidemiología del Instituto de Salud mexiquense, Víctor Durán.

“El reto es mantenernos en color naranja cuatro semanas consecutivas, de acuerdo como se está comportando la panedemia actualmente, pues tenemos mucha confianza en que pudiéramos estar todavía otras dos semanas a partir del lunes 17 de agosto.

“Es decir, cerrar agosto en semáforo naranja y así irnos, de dos semanas en dos semanas”, expresó el especialista.

Sobre la posibilidad de que la entidad pudiera transitar hacia el color amarillo en el semáforo epidemiológico al concluir este mes, el subdirector explicó que no es posible anticipar una situación así.

El cambio a amarillo, expuso, es aspiracional, como lo es en el resto de las entidades para los siguientes meses.

“Amarillo yo lo veo más difícil; realmente estaríamos muy contentos en este momento en que nos mantuviésemos en el naranja, porque es muy ambicioso el poder aspirar al amarillo tan pronto”, dijo Durán.

Comentó que el índice de hospitalización registrado en el estado durante las tres últimas semanas ha oscilado de 41 a 44% de ocupación. Este porcentaje, indicó, se ha mantenido estable.

El subdirector de Epidemiología agregó que en cuanto a positividad de contagios de Covid-19, es decir, de cada 100 pruebas que se aplican, qué porcentaje resulta positivo, al día de ayer era de 40%, que es justo el límite que divide al color rojo del naranja.

Los resultados que han mantenido a la entidad sin incrementos en el número de contagios, explicó el médico, son en gran medida debido a la participación de la población, que ha mantenido las medidas sanitarias.

Enfatizó que ningún municipio ha registrado un incremento de contagios que represente una alerta.
“Aunque desafortunadamente seguimos viendo gente en espacios públicos y no utiliza cubreboca, que es la medida que hemos tratado de posicionar como una de las más imporantes”, concluyó.

Los municipios conurbados a la capital del país son los que resienten la pandemia en mayor medida

Infografía: Xavier Rodríguez

LEG