Guanajuato, en doble semáforo rojo

Adrian Trejo

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email

Guanajuato vivió ayer una calma chicha, de esas que anteceden a la tormenta.
¿Tendrá el Gobierno de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo los recursos
necesarios para atemperar los efectos del fenómeno?

Sin duda, la captura de José Antonio Yépez, El Marro, significó un gran golpe
que no tuvo reacción inmediata porque, como le comentamos ayer en este
espacio, el cártel fue descabezado poco a poco.

Pero ya han tenido tiempo para reorganizarse.

Antes de su captura, El Marro había anunciado alianzas con los “señores del
norte’’; se presume que sería con el Cártel de Sinaloa, con quien habría hecho
una asociación para enfrentar al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Con los fundadores del Cártel de Santa Rosa de Lima presos o muertos, sin
cabezas visibles con el suficiente arraigo entre la población para disputar el
control de la organización, las autoridades prevén tres escenarios.

El primero, que la gente del Marro cree células que se dediquen principalmente
al robo de camiones de carga y al secuestro.

El segundo, que Guanajuato comience a llenarse de gente de Sinaloa o
Chihuahua, para defender la plaza de su socio caído en desgracia.

El tercero, que la fuerza numérica y la superioridad del armamento de los
hombres del “Mencho’’, se impongan y finalmente conquisten la plaza que tanto
pelearon.

En cualquiera de los tres escenarios, la población civil es la que sale perdiendo.
Por eso es que las policías del estado y el personal de las Fuerzas Armadas
destacadas en la entidad están en semáforo rojo, parodiando al epidemiólogo
López-Gatell.

Lo deseable es que tras la captura del Marro, Guanajuato recuperará la paz y
tranquilidad que por muchos años lo distinguió.

Que pasara a semáforo verde, pues.

Encomiable por donde se le ve el esfuerzo que hace la Secretaría de Educación
Pública por adecuar sus programas a la normalidad que impone la pandemia.
Ayer el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, presentó la
síntesis del programa de regreso a clases, a partir del 24 de agosto.

Habrá clases en línea además de que los cursos se transmitirán por televisión y
radio para los lugares en los que no haya señal de internet o esta sea
deficiente.

Evidentemente el programa recibió críticas, pero la verdad es que la SEP se
enfrenta a un escenario inédito y ha reaccionado de acuerdo a las posibilidades
técnicas y tecnológicas que tiene a la mano.

Suerte con eso.

Por cierto, Moctezuma fue muy claro y respetuoso de la autonomía de la
UNAM.

De manera independiente la máxima casa de estudios determinará sus
condiciones y fechas para el regreso a las actividades presenciales; en los
últimos meses, la UNAM habilitó aulas virtuales y clases en línea, método  que

tendrá que consolidar para el regreso a un modelo que seguramente será
mixto.
****
Banco Azteca presumió ayer que rebasó los ¡10 millones de clientes! en su
aplicación móvil, lo que la hace la APP más utilizada de México para servicios
bancarios.

La aplicación móvil de Banco Azteca fue la mejor calificada por los propios
usuarios y ya es el referente de las aplicaciones financieras en nuestro país.

Tan sólo en los últimos 4 meses, la aplicación móvil de Banco Azteca registra
un incremento mayor a 40% en el número de transacciones por esa vía.

La aplicación de Banco Azteca pasó de 400 mil clientes digitales en 2018 a más
de 10 millones en la actualidad, todo un récord en el sistema financiero
nacional.

 

aarl

Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email