Un empleado de un Burger King en Florida, Estados Unidos, murió baleado después de que una mujer se molestara porque estimó que su pedido ya había tardado demasiado, llamó a un hombre el cual disparó al trabajador, informó el New York Post.

El agresor fue identificado como Kelvis Rodriguez-Tormes, de 37 años de edad, y enfrenta cargos por asesinato en primer grado, destrucción de evidencia y posesión de arma de fuego.

Desmond Joshua, de 22 años, falleció en el hospital al que fue llevado de urgencias después del disparo recibido, según los oficiales, Joshua no tenía mucho de haber empezado a trabajar en el lugar.

Según los informes, la mujer salió del auto y amenazó con llevar a su pareja al restaurante, después le dieron un reembolso por su pedido de 40 dólares, dijeron testigos a la policía de Orlando.

Después de unos minutos, la mujer regresó con Tormes al estacionamiento, quien amenazó con pelear contra Joshua.

“Tienes dos segundos antes de que te dispare”, dijo Rodríguez-Tormes a la víctima, antes de apretar el gatillo, informó WKMG , citando a los agentes .

Los testigos escucharon disparos y vieron a Joshua caer al suelo, luego Tormes y la señora se fueron en sus autos, según la declaración jurada.

“Nos entristece profundamente escuchar el trágico incidente que tuvo lugar en el Burger King en 7643 E. Colonial Drive y el fallecimiento del miembro del equipo Desmond Joshua”, dijo el presidente de Burger King para Norteamérica, Chris Finazzo.

“En Burger King, la seguridad de los miembros del equipo y los invitados es nuestra principal prioridad. El franquiciado que posee y opera el restaurante está cooperando plenamente con las autoridades en este asunto. Cualquier pregunta debe dirigirse a las autoridades locales”, finalizó.

 

 

AR