Sener avala los farmouts en un yacimiento del Golfo de México

El yacimiento compartido tiene una superficie aproximada de 26.7 kilómetros cuadrados y se localiza en aguas someras del Golfo de México, al igual que es uno de los descubrimientos más importantes realizado por empresas privadas en la nación

Foto: Reuters
El yacimiento tiene una superficie aproximada de 26.7 kilómetros cuadrados y se localiza en aguas someras del Golfo de México
Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email

La Secretaría de Energía (Sener) avala el trabajo conjunto entre privados y Petróleos Mexicanos (Pemex), figura conocida como “farmouts”, luego de que instruyó la unificación de un yacimiento compartido entre la empresa productiva del Estado y Talos
Energy Offshore para el campo Zama, ubicado frente a las costas de Tabasco.

 

La dependencia detalló que la unificación cumple con el Dictamen Técnico de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), emitido el pasado 7 de mayo y que tiene la opinión favorable de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

 

El yacimiento compartido tiene una superficie aproximada de 26.7 kilómetros cuadrados y se localiza en aguas someras del Golfo de México, al igual que es uno de los descubrimientos más importantes realizado por empresas privadas en la nación.

 

La expectativa de producción de aceite ligero derivada de la unificación se espera para el primer semestre de 2024.

 

En tanto, Talos Energy Offshore y Pemex deberán presentar ante la Sener, en un plazo de ciento veinte días hábiles, un Acuerdo de Unificación para realizar las actividades de extracción en el yacimiento compartido de manera conjunta y coordinada.

 

Por separado, la dependencia encabezada por Rocío Nahle publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Programa Sectorial 2020-2024, el cual establece la política a seguir en materia energética dentro del país.

 

El documento se presentó sin una manifestación de impacto regulatorio (MIR), con lo que se demuestra el impacto potencial de una regulación en la toma de decisiones gubernamentales y en los participantes del sector.

 

Además, se estableció el propósito de alinear a los órganos reguladores, como la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), así como también disminuir el uso de energías renovables para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Pemex.

 

Según el DOF, con la finalidad de que la CFE retome su importancia en el mercado eléctrico se reducirá el uso de centrales renovables y recurrirán a la generación de electricidad mediante productos fósiles, como el combustóleo, para unir la cadena de
producción con Pemex.

 

 

En mayo pasado, la Sener publicó en el DOF la “Política de confiabilidad, seguridad, continuidad y calidad en el Sistema Eléctrico Nacional”, regulación que se dio a conocer sin antes presentar una MIR y que establece una serie de medidas que impactarán el
desarrollo de las centrales de energía renovables en México.

 

Hasta el momento, dicha diligencia permanece todavía detenida luego de que empresas privadas presentaron diversos amparos autoridades gubernamentales.

 

 

 

AR

Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email
NOTAS RELACIONADAS