Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Los Remedios Solidarios ante la decisión imposible

Compartir

María del Carmen Joaquín Hernández
Presidenta de Coparmex Cozumel

Hay dos cosas que un ser humano tiene forzosamente que hacer para sobrevivir: Respirar y Comer. El Covid-19 hace muy difícil la primera y el desempleo la segunda.

Ante la brutal pérdida de más de un millón de empleos en lo que va del año, la Coparmex propone tres remedios solidarios que permitan al trabajador formal y por ende a México, justo a eso, a SOBREVIVIR.

El primero, el Salario Solidario para conservar los empleos formales que nos quedan. El segundo, el Seguro Solidario, que permite apoyar a quien ha perdido su empleo en tanto consigue otro.

El tercero, el Bono Solidario, que promueve la creación acelerada de nuevos empleos para ir recuperando los perdidos en un menor tiempo.

Ninguna de estas propuestas serán viables sin la participación de nuestro Gobierno.

Un Gobierno que se ha autoproclamado: humanista, empático con los que menos tienen, sensible a la profunda desigualdad y a las grandes necesidades y carencias que existen en México. En resumen, un Gobierno que se ha definido como “Solidario”.

Y es que la ejecución de los Remedios Solidarios implica la suma de voluntades de las tres partes: sector público, privado y trabajadores.

Hoy como nunca los tres debemos sumar esfuerzos para hacer frente a la irremediable crisis económica que ya tenemos encima y que se pronostica como la peor de la historia, no sólo de México sino del mundo.

Hace aproximadamente un año, los números indicaban que en México había 9.4 millones de personas en pobreza extrema y cuatro millones más en riesgo inmediato de estarlo. Hoy son diez millones de personas las que están en ese riesgo, más del doble.

El año pasado hablábamos de que con un 0.1% de crecimiento anual se podría erradicar la pobreza extrema en 175 años, lo equivalente a 29 sexenios. Hoy con esta caída libre en la actividad económica del país, ya no hablamos de años sino de siglos…

La pobreza se combate de manera real y eficiente con una sola arma: la creación de empleo, que trae consigo crecimiento económico, prosperidad, menor inseguridad, mejora de los servicios públicos, educación, salud, infraestructura, etc.

Un empleo formal le da la oportunidad a una persona de salir dignamente de la pobreza, le da la posibilidad de vivir con un mayor nivel de bienestar, en lo individual y en lo familiar.

A falta de Remedios Solidarios, en los últimos meses la gente más vulnerable de éste país no ha podido quedarse en casa cuidando su salud y la de los suyos. La mayoría han tenido que salir del confinamiento buscando el sustento que les permita sobrevivir. La terrible consecuencia de ello es que muchos jamás regresarán.

Hoy nuevamente en Coparmex estamos a la espera de respuesta de nuestro Gobierno a la invitación de hacer gala de esa solidaridad que dicen los define.

Estamos esperando que pasen del dicho al hecho, y que en conjunto evitemos una mayor pérdida irreparable de vidas humanas.

La implementación de los tres Remedios Solidarios permitiría evitar enfrentar al país a la decisión imposible: morir de hambre o morir de Covid-19.

LEG

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS
ÚLTIMAS NOTICIAS
OPINIÓN