La entrada de Baja California Sur a la “Nueva normalidad” se realizará de manera gradual y sustentadas en argumentos sanitarios, aseguró el gobernador, Carlos Mendoza Davis.

El mandatario encabezó la sesión permanente del Comité Estatal de Seguridad en Salud en la que se autorizó la reactivación de la industria de la construcción y la minería, así como los establecimientos y servicios complementarios que permitan garantizar la cadena de suministro de ambas actividades en el estado, a partir del próximo lunes.

Mendoza Davis explicó que estos sectores, que fueron incorporados por el Consejo General de Salud a la lista de actividades consideradas esenciales, podrán retomar su actividad mediante la implementación de medidas sanitarias en el entorno laboral, a fin de reducir riesgos de transmisión.

La reapertura de la construcción y la minería, dijo, se autorizó de la elaboración de protocolos para estas actividades y proteger la salud de los trabajadores, al tener en cuenta que estos son sectores de especial relevancia para la reactivación económica del estado y debido a su amplia participación en cadenas de suministros.

En los días previos al 1 de junio, continuó, las empresas de estas industrias debieron adecuar sus esquemas de trabajo con base en las medidas sanitarias, y tomar las medidas de protección, higiene y desinfección en espacios laborales.

Además, tuvieron que capacitar a su personal para que sigan las medidas de prevención con toda puntualidad y se establezcan así ambientes laborales seguros, añadió.

En cuanto al sector público el gobernador dijo que se propuso levantar la restricción en los tres órdenes de Gobierno y a los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

Gobierno de BCS

LEG