El gobernador de Durango, José Rosas Aispuro dijo que están en riesgo, inversiones en el estado por dos mil millones de dólares de ocho proyectos de energía sustentable, debido al decreto del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).

En entrevista televisiva, el mandatario añadió que se puso en contacto con el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, para tener una reunión de manera inmediata.

Dijo que en ésta participarían representantes de las entidades que se ven afectadas a causa de las restricciones impuestas a las energías renovables a través del Cenace.

«Vamos a defender estos proyectos, pues creemos que es un derecho ya adquirido por parte de los inversionistas», mencionó.

Además de Durango, también los gobernadores de Tamaulipas, Jalisco, Aguascalientes y Coahuila han hecho público su rechazo al decreto del Gobierno federal y anunciaron acciones en defensa de las inversiones en sus estados.

Rosas Aispuro expuso que la defensa es parte de la certidumbre que se debe dar a los empresarios, pues no se les puede dar una concesión para una obra y luego quitárselas.

En tanto, el mandatario tamaulipeco, Francisco García Cabeza de Vaca, expresó la semana pasada que esa entidad será una de las más afectadas con pérdidas en inversiones por alrededor de tres mil 500 millones de dólares en un total de 15 proyectos, 11 de ellos ya iniciados y cuatro en proceso.

Dijo que gracias a la confianza generada por esta administración, inversionistas nacionales y extranjeros, decidieron establecer sus empresas en Tamaulipas, que hoy se ha colocado como uno de los estados de mayor producción en energías limpias en el país.

En la Reunión Interestatal Covid-19 realizada el pasado 22 de mayo se sumaron Nuevo León, Michoacán y Colima al rechazo del decreto del Cenace, y solicitaron el respeto a los compromisos de energías renovables.

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.