"Es decir que el daño sea menor, y proteger el empleo formal, reconociendo que los instrumentos de apoyo social desplegados por el Gobierno Federal no son los adecuados en esta crisis”

México implementó una “tímida” respuesta económica ante la crisis por el Covid-19, la cual se va a reflejar en un aumento de la deuda del Gobierno federal, así como también en niveles de desigualdad y pobreza, coincidieron expertos.

Durante su participación en un foro organizado por la Universidad Anáhuac, Santiago Levy, presidente de la Asociación de Economía de América Latina y el Caribe (LACEA, por sus siglas en inglés), comentó que las respuestas de política económica tienen que ser diferentes a las crisis que se vivieron en el pasado, puesto que con ellas se busca disminuir la duración e impactos de una recesión en el país.

 

En ese contexto, refirió que las acciones implementadas por el Banco de México (Banxico) han sido apropiadas para la actual coyuntura; sin embargo, en materia fiscal el país “tiene una respuesta tímida y no dirigida a la fuente del problema”.

 

Al respecto, subrayó que los trabajadores formales e informales han visto una reducción en sus ingresos en los últimos meses.

 

“Lo que tal vez sería más urgente ahorita en México, ignorando la parte sanitaria, es construir una respuesta contracíclica rápida, así como también asegurar que la angustia y sufrimiento que están viviendo muchos trabajadores en el sector informal se pueda reducir, es decir que el daño sea menor, y proteger el empleo formal, reconociendo que los instrumentos de apoyo social desplegados por el Gobierno Federal no son los adecuados en esta crisis”, indicó Levy.

 

Por su parte, Valeria Moy, directora general de “México, ¿Cómo Vamos?”, dijo que a pesar de la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador por no incrementar la deuda del país, ésta terminará aumentando en relación con el Producto Interno Bruto (PIB) durante los próximos meses, debido a la contracción económica que se vivirá en la nación.

 

No obstante, consideró que la caída en el PIB podría mitigarse si se logra obtener recursos por alguna vía de endeudamiento. En paralelo, consideró necesario diseñar esquemas de apoyo en financiamiento para todos los sectores productivos de la población, con el fin de atemperar los impactos por la pandemia del Covid-19.

 

 

AR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.