En Tecamachalco, Puebla, una joven de 23 años fue asesinada luego de asistir a una «Fiesta Covid-19» en pleno confinamiento por coronavirus.

 

Sus restos fueron encontrados flotando en la alberca de un salón llamado «Villa de Jardín«, al parecer presentaba varios golpes en todo su cuerpo.

 

Los hechos ocurrieron la tarde del domingo pasado, cuando la fémina asistió de forma clandestina a uno de los eventos que se han organizado en redes sociales, denominadas como “Fiesta Covid-19”.

 

Según las primeras investigaciones, la mujer fue identificada como Sandra, quien era originaria del municipio de Quecholac.

 

Por otra parte, vecinos cercanos a donde se llevó a cabo la fiesta, aseguraron que la fiesta fue convocada a través de redes sociales y se invitaba a los jóvenes con el objetivo de contraer Covid-19.

 

“La gente empezó a alcoholizarse y empezaron a llegar las personas, y más y más personas y al poco rato se empezó a escuchar que una chica se estaba ahogando, la gente empezó a gritar, se empezó a asustar y pues más tarde nada más vimos cómo llegaban las autoridades”, detalló una vecina del lugar.

 

Cabe señalar que el salón “Villa Jardín” operaba de manera irregular y constantemente se realizaban fiestas clandestinas.

 

Con información de Radio Fórmula

 

PAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.