Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Mediciones del Coneval no le gustan a AMLO… y lo saben

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval) hace maroma y media para tratar de deslindar al Gobierno actual de lo inevitable: la pérdida de empleos y el aumento de la pobreza que actualmente enfrenta el país.

 

Claro, no hay duda que la pandemia de Covid-19 tendrá efectos devastadores para la economía de todo el mundo. Pero también es un hecho que México llega a la condición actual con la economía estancada y sin planes de rescate económicos que hagan que en el menor tiempo posible entremos en una dinámica de recuperación.

 

Ya el Coneval hizo enojar al presidente Andrés Manuel López Obrador con una verdad incontrovertible: la pandemia habrá de incrementar la pobreza en México en al menos diez millones de personas. Con mucho cuidado, este Consejo señaló hace algunos días que la expansión mundial del coronavirus SARS-CoV-2 será el responsable de esa pauperización.

 

Pero la 4T no quiere que ni la Covid-19 se atraviese en sus planes y dijo que era falsa esa expectativa porque se hizo con el Producto Interno Bruto del pasado.

 

Esta respuesta tan absurda desde la cúpula del poder no aporta nada a las predicciones de lo que resultará inevitable por la pandemia. Pero sí confirma que, en adelante, cuando lleguen los datos más difíciles de la economía, el presidente López Obrador los va a desechar y no usará esas referencias técnicas para tomar decisiones.

 

El más reciente reporte de Coneval del Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza en México pretendió ser un guiño hacia las políticas de la 4T. La línea discursiva de este Consejo era que entre el primer trimestre del año pasado y el primero de este 2020 había disminuido ese indicador de pobreza laboral.

 

Esto, que al final sería más un guiño a la política monetaria del Banco de México que a las claramente fallidas políticas del Gobierno federal, quedó en segundo plano, porque la nota era que ese resultado fue previo a los efectos de la pandemia en la vida laboral del país. Y aunque alcanza al pasado mes de marzo, cambió tanto la realidad nacional que parece información de la prehistoria.

 

Y vaya problema para el Coneval cuando tenga que encontrar la salida menos dolorosa para la 4T, al explicar cómo se agravará la situación laboral de millones de mexicanos ante la ausencia de planes del Gobierno de López Obrador para apoyar a los mexicanos para que no pierdan su trabajo.

 

Casi 80 países en el mundo han implementado programas de apoyo a los trabajadores para que no pierdan su fuente de ingreso. Desde el Reino Unido que con su programa de retención del empleo paga el 80% de los salarios de los trabajadores en riesgo de despido por la pandemia, hasta los modestos pero significativos respaldos a las empresas en Trinidad y Tobado. Ochenta naciones y México no.

 

En este país, como salvajes capitalistas, dejarán que sean las fuerzas del mercado las que determinen quiénes conservan su trabajo y quienes no. Ya veremos cómo mide eso en el futuro el Coneval, cómo lo reporta con pincitas y sí hace valer su autonomía.

 

                                                                                                                                                    @campossuarez

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS
OPINIÓN