Al menos 23 migrantes urbanos murieron y otros 20 resultaron heridos hoy cuando un camión que los transportaba colisionó con otro en el distrito de Auraiya, del estado Uttar Pradesh, India.

 

La mayoría provenían de los estados Rajasthan, Jharkhand y Bengala Occidental. Entre los lesionados, 15 fueron trasladados a un hospital de la aldea Saifai, en el distrito de Etawah. De acuerdo con el diario local Times of India, su condición es crítica.

 

Los primeros informes arrojan que el incidente tuvo lugar a las 22:00 GMT, cerca de la estación policial de Kotwali en un lugar llamado Mihuali. El transporte posiblemente chocó contra otro estacionado después de que “el conductor se durmió al volante”, agregó el medio The Indian Express.

 

El superintendente de la policía de Auraiya, Kamlesh Kumar Dixit, dijo que los fallecidos “murieron en el acto”. Momentos después de darse a conocer el evento, el primer ministro indio, Narendra Modi, condenó la muerte de los trabajadores migrantes e informó que su gobierno realiza la asistencia necesaria.

 

Miles de trabajadores caminaron en los últimos días a sus casas desde las ciudades claves en el país, después de perder sus empleos debido a la pandemia por COVID-19. Sin ingresos, y con pocas opciones de transporte, muchos migrantes urbanos que intentan regresar a sus aldeas de origen han emprendido viajes agotadores a pie y en transportes improvisados.

 

Luego de que Nueva Delhi impuso cierres hace casi siete semanas para prevenir los contagios, se han registrado incidentes similares. La semana pasada, 16 trabajadores migrantes se quedaron dormidos en una vía de ferrocarril debido al agotamiento y fueron aplastados por un tren en Maharashtra.

 

Tanto el gobierno de Uttar Pradesh como el central han sido presionados para brindar apoyo a quienes regresan a su estado de origen.

 

Las infecciones confirmadas por coronavirus en la India hasta este sábado son de 81 mil 970 con un total de dos mil 649 muertes.

 

PAL