El director general de la AMIA, Fausto Cuevas Mesa, detalló que urge tener certeza en fechas de reinicio de la actividad

La industria automotriz aseguró que enfrenta el momento más complicado en un siglo resultado del impacto por el Covid-19 y el cierre de actividades, pues en abril la producción de vehículos cayó 98.8%, las exportaciones tuvieron una baja de 90.2% y las ventas bajaron 64.5%, todos respecto a lo obtenido en el mismo mes de 2019.

 

En conferencia virtual conjunta, directivos de la AMIA, AMDA, INA y ANPACT pidieron con urgencia al Consejo de Salubridad General y al gobierno federal su visto bueno para reiniciar «lo más pronto posible» actividades en la industria -como ya lo anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador– entre el 13 y 18 de mayo cuando también reinician actividades en Estados Unidos y Canadá.

 

El director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Fausto Cuevas Mesa, detalló que urge tener certeza en fechas de reinicio de la actividad, pues lo peor que podría ocurrir en el actual contexto «es ser nosotros (México) los causantes de la disrupción de la industria automotriz».

 

De igual manera, dijo, se requiere certeza jurídica para estar claro sobre las leyes y normas en los que se operen tanto vehículos como en leyes laborales. Esto además de que se garantice la seguridad, el mal que afecta a toda la industria, “porque solo así se puede atraer inversiones a México”.

 

Reconoció que el mes de abril “fue difícil para la industria, cuya producción reportó una caída de 98.8% en comparación con el mismo mes de 2019, que fue de 300 mil 106 unidades; en el acumulado de enero a abril, la caída fue de 29.5 por ciento, ya que solo se produjeron 912 mil 115 unidades, muy por debajo del millón 293 mil 706 de un año antes”.

 

En el caso de las exportaciones, indicó Cuevas, también es preocupante, pues en abril se registró una baja de 90.2 por ciento en comparación con abril de 2019; sobre los resultados acumulado en el cuatrimestre fue de 807 mil 158 unidades, una caída de 28 por ciento.

 

Respecto a las participaciones regionales de las exportaciones, indicó que siguen igual, donde la mayor parte de las exportaciones, en un 86.2%, son para Norteamérica, en especial hacia Estados Unidos con 79.6% de la participación del mercado mexicano, seguido de Canadá con 6.6 y Alemania con 3.6%.

 

El director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales Zárate, informó a su vez que en abril las ventas al público cayeron 64.5%, lo que se dio por la suspensión de actividades desde el 1 de abril por la presencia del Coronavirus.

 

El sector “no fue considerado esencial y los pisos de venta fueron cerrados”, por ello, en abril se registró una venta de 34 mil 903 unidades, las cuales se colocaron por ventas a distancia y entrega a domicilio.

 

Los distribuidores automotrices se encuentran en una situación de emergencia, porque deben seguir pagando costos de operación y mantener la nómina, argumentó el directivo, quien reiteró el llamado para que la Secretaría de Salud permita que se considere a esta industria como esencial.

 

Finalmente, el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses y Automotores Camiones y Tractocamiones (ANPACT), Miguel Elizalde, reportó una caída en sus ventas al mayoreo en el mes de abril de 76.9%, esto es un total de 893 unidades y en las ventas al menudeo la baja fue de 72.1% con una comercialización de mil 72 vehículos.

 

Y pese a considerar que se atraviesa por una situación complicada, el directivo aseguró: “Estamos listos para la reapertura”.

 

MGL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.