El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presidió este viernes una ceremonia en la Casa Blanca, donde brindó especial reconocimiento a los ciudadanos que han trabajado arduamente por combatir la pandemia de coronavirus (Covid-19) en el país.

“Entre tanto dolor, los héroes a quienes hoy honramos son una verdadera fuente de inspiración para todos nosotros. Ustedes realmente motivan a toda la población. Todo el país los está mirando”, dijo Donald Trump al inicio del acto solemne.

Los invitados tuvieron oportunidad de contar su historia frente a los periodistas que asistieron a la conferencia. Entre quienes fueron reconocidos esta tarde se encuentra Kyle West, un joven cartero de 23 años de Cincinnati, Ohio, quien entrega la correspondencia de al menos 500 personas cada día.

Desde el comienzo de la pandemia, West envió entre sus entregas un mensaje a los hogares de las personas vulnerables frente al Covid-19 donde se puso a su servicio para cualquier percance. Desde entonces, apoya a cientos de adultos mayores en la compra de víveres.

Durante la ceremonia también estuvieron presentes los ciudadanos Libby Bish y Rafael Melo, agentes del estado de Virginia del Norte, quienes recaudaron fondos para comprar alimentos de restaurantes locales para donar a los hospitales de la región. Con ello, impulsaron la economía local y al personal médico.

“Comenzamos una campaña de GoFundMe para ordenar en distintos negocios del área; recaudamos dinero, pedimos directamente de cada restaurante, y lo dejamos con diferentes empleados que trabajan en varios hospitales de la zona”, afirmaron los oficiales.

Otra de las historias destacadas fue la de un joven de 16 años de nombre TJ Kim, proveniente de McLean, Virginia. El adolescente contó que espera servir algún día a la Marina de su país y, mientras tanto, lanzó su misión Supplies Over the Skies (SOS), que se traduce como Suministros Sobre los Cielos.

A través de su iniciativa, TJ Kim recaudó fondos y, acompañado por su instructor de vuelo, ha entregado más de 10 mil piezas de equipo de protección personal a los trabajadores de los hospitales de la localidad. El joven ha invertido su tiempo en ayudar contra el Covid-19, mientras las escuelas permanecen cerradas.

El quinto invitado a la ceremonia en la Casa Blanca fue Frank Siller, un hombre de la ciudad de Nueva York, quien dirige una fundación que durante la emergencia de coronavirus ha entregado víveres y apoyo económico a estaciones de bomberos y de la policía local. Además, ha contribuido con el pago de hipotecas de familias estadounidenses.

El presidente Trump agradeció el valor y entusiasmo de los héroes reconocidos esta tarde e informó que en las próximas semanas la Casa Blanca seguirá recibiendo a quienes están ayudando desde sus posibilidades a aplanar la curva en el país norteamericano.

 

EFVE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.