Jacobson recordó que la población de águilas calvas fue muy escasa en la década de 1970

La presencia de nidos de águilas calvas en los cactus de saguaro del desierto de Sonora, Arizona (EU), fue mencionada en registros en 1937, sin embargo; nunca se tuvo confirmación fotográfica del hecho. Y aunque luego se refrendó su existencia en algunas planta de ese tipo en México, en territorio estadounidense los especialistas buscaron durante décadas sin poder volverlas a observar.

Ahora, un equipo del Departamento de Caza y Pesca de Arizona (AZGFD, por sus siglas en inglés) logró hallar esa ave y testimoniar el aumento de su número de ejemplares.

«Ha sido para mi una caminata de 18 años, atento a un nido de águila calva en un saguaro, así que encontrar finalmente un ejemplar, es increíble», afirmó Kenneth Jacobson, biólogo estatal.

Jacobson, sobrevoló en helicóptero , junto con su equipo, para observar desde las alturas uno de esos nidos y así comprobar que , además de dos ejemplares adultos, en los nidos había crías, lo que fue interpretado como una muestra de la buena salud de la pareja y del crecimiento de la especie.

«Fue súper emocionante. Cuando la gente piensa en los cactus de saguaro, piensa en Arizona. Luego tienes un águila calva en el desierto, en un saguaro. No sé cuánto más que eso se pueda conseguir en Arizona», expresó Jacobson.

Los nidos de estas aves suelen medir 1.8 y 3 metros de diámetro. La cavidad en la que son depositados los huevos, alcanzan entre 30 y 40 centímetros de diámetro, con 10 centímetros de profundidad. Por eso deben buscar estructuras grandes para poder armarlos. Y dichos cactus son de proporciones grandes.

Jacobson recordó que la población de águilas calvas fue muy escasa en la década de 1970, por lo que esas aves fueron consideradas como una especie en peligro hasta 2007, cuando finalmente salieron de ese listado.

«Creo que verlos finalmente anidando en un cactus saguaro es parte de la historia de su crecimiento como población y en su conjunto. Es una buena señal», concluyó.

 

con información de medios

EFVE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.