Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Que no sea otra carta a Santa Claus

Compartir

Ayer comentamos en este espacio que los representantes de los grupos empresariales no habían sido convocados por el Presidente para acordar un programa de rescate financiera.

Bueno, la tarde ayer fueron recibidos por el presidente Andrés Manuel López Obrador el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar; el presidente de la Asociación de Bancos de México, Luis Niño de Rivera; el presidente del Consejo Mexicanos de Negocios, Antonio del Valle; y el presidente de Concamin, Francisco Cervantes.

Cuatro horas duró la reunión en la que el acuerdo fue “rescatar el empleo y las empresas’’.

Para ello se creará un fondo en Nacional Financiera que se encargará de dar créditos a los empresarios con problemas de liquidez a fin de mantener su planta de trabajadores.

No se conocen bien a bien los términos del acuerdo, porque la Asociación de Bancos tiene aún que definir cuáles serán los mecanismos para hacer llegar el dinero federal a los empresarios.

Eso si, no habrá apoyo fiscal, ni diferimiento de las obligaciones fiscales, por lo menos en el mes de abril.

Salazar, un hombre de todas las confianzas de López Obrador, aseguró que, aunque llevaban un programa para los meses de abril, mayo y junio, el Presidente sólo atendió al de abril.

Cada mes se irá revisando la situación y de acuerdo a la situación económica del país se irán planteando las alternativas de apoyo.

No fue, sin duda, el apoyo que reclamaba la Iniciativa Privada, pero hay por lo menos un punto de encuentro.

El domingo próximo será el día D, cuando se conozcan las medidas de mitigación, auxilio, rescate o como le quiera llamar, para una economía en recesión.

Ojalá no sea otraaa carta a Santa Claus.

****

Al coordinador de los senadores del PAN, Mauricio Kuri, se le cruzan los cables o se le cae el wi-fi muy seguido.

El panista fue el primero en oponerse a que el Senado sesionara por seguridad ante la pandemia del coronavirus.

Luego, cuando ya todos los grupos dijeron que sí, él dijo que siempre no, que había que trabajar.

Ayer, motivado por quién se que cosa, convocó a los reporteros de la fuente a una conferencia en el Senado.

Perooo, los reporteros le reprocharon qué cómo era posible que estuviera convocando a la conferencia cuando la recomendación era quedarse en casa y no hacer bola, literalmente.

El panista canceló la conferencia y la sustituyó por un boletín.

¿A poco no pudo hacer eso desde el principio?

****

Quien sí se tomó en serio el guardarse en casa fue el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat.

El mandatario ordenó ayer el cierre de hoteles y servicios de hospedaje, de playas, de plazas comerciales, de restaurantes (con excepción de servicio a domicilio), restringió la venta de bebidas alcohólicas a partir de la 18:00 horas, entre otros.

Estarán abiertos los mercados, los supermercados, bancos, gasolineras, gaseras, servicios de urgencias particulares.

La decisión de Murat resulta muy dolorosa para la economía del estado, que encabeza los destinos turísticos y en la Semana Santa tiene una ocupación hotelera del 100 por ciento.

El gobernador anunció que habrá la próxima semana un anuncio para detallar cuáles serán los apoyos directos a los empresarios y a los trabajadores del estado, luego de que el presidente López Obrador anuncie, el domingo, su programa de rescate.

leg

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN