Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

La DEA se mete en la estrategia de seguridad

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

A pesar de que la crisis pandémica del coronavirus ha acaparado la atención y las páginas de los medios, no hay que apartar la vista del Proyecto Python de la DEA que va a causar estragos en los cárteles mexicanos.

En medio del desorden por el Covid-19, la DEA realizó en territorio estadounidense una vasta operación para arrestar a más de 600 narcos del Cártel Jalisco Nueva Generación que estaban operando dentro de EU, no sólo traficando y vendiendo droga sino conquistando por la violencia nuevos territorios en condados.

El problema radica en que como onda de expansión ya alertó a las huestes de ese cártel en territorio mexicano. Por presión a la parte mexicana o por si misma, la DEA ya está operando dentro de México contra el Cártel Jalisco sin preocuparse por la capacidad de fuerza de respuesta de ese grupo delictivo, uno de los más organizados y mejor armados de todos los que existen.

Con un anuncio espectacular colocado en una avenida concurrida de Los Angeles, la DEA ofrece 10 millones de dólares de recompensa por Nemesio Oseguera Cervantes, el conocido Mencho, que dirige al CJNG. En una semana ya han comenzado a recibirse datos para verificar, pero 10 millones de verdes van a provocar traiciones dentro del cártel.

El indicio mayor supera al Mencho y reactiva la orden ejecutiva presidencial de Trump del 9 de febrero de 2017 para lanzar a las fuerzas de seguridad estadounidense contra las “organizaciones criminales transnacionales” no sólo dentro de EU sino en los países de origen de los cárteles. Ello implica mayor activismo de seguridad de EU en México, sin aprobación mexicana y una nueva fase de guerra violenta de resistencia de los narcos.

En pocas palabras, una nueva fase de narcoguerra propulsada por Washington.

Zona Zero

  • El senador panista Víctor Flores denunció penalmente ante la Fiscalía General de la República al secretario de Salud, Jorge Alcocer, por “tentativa de homicidio y lesiones” derivado de la omisión oficial de su dependencia frente a la pandemia de coronavirus y por no tutelar la vida y la salud de los mexicanos. Es la primera que centra la atención en el invisible titular de Salud. Esta acusación tendrá que desahogarse en tiempos de la pandemia.

(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

[email protected]

www.seguridadydefensa.mx

@carlosramirezh

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS
ÚLTIMAS NOTICIAS
OPINIÓN