Foto: Captura de video  

En 2018 el Gobierno de la Ciudad de México puso en marcha la Clínica del Síndrome de Down en la Ciudad de México, ubicada en el Hospital Pedriático San Juan de Aragón; sin embargo, sus actividades se han visto afectadas por la renuncia de médicos presuntamente amedrentados y acosados por la directora Patricia Flores G.

 

Esta clínica es uno de los pocos lugares donde muchos niños de escasos recursos con Síndrome de Down reciben de manera gratuita diversos servicios médico, entre ellos el de cardiología, al ser una población con alta incidencia de este tipo de padecimientos.

 

Además de Cardiología, familiares de pacientes denunciaron que también están en riesgo otras áreas como el servicio de Oftalmología.

 

En redes sociales, los padres de familia señalan que necesitan que se abran nuevos servicios de Neurología, Gastronutrición y Audiología, ya que aseguran que sin estas atenciones, sus hijos «quedan a la deriva».

 

«Creemos que este derecho de recibir servicios de salud especializados para personas con discapacidad es irrenunciable, y hay niños que incluso tienen cirugías del corazón programadas cuya realización está en riesgo. Agradeceremos todo el apoyo que puedan darnos a esta petición que es vital para la vida de nuestros hijos», exigen en la página Change.org.

 

Denuncias en redes sociales dan cuenta de varias renuncias presuntamente provocadas por la directora del hospital.

 

 

 

 

La Clínica del Síndrome de Down de San Juan de Aragón ofrece servicios gratuitos a pacientes de escasos recursos desde 2018, cuando se convirtió en la primera clínica especializada en esta condición genética en América Latina.

 

En México nacen aproximadamente una de cada 650 personas nacen con síndrome de Down, por lo que requieren seguimiento médico en especialidades como cardiología pediátrica, oftalmología y ortopedia, entre otras.

 

 

SSa niega haber suspendido servicios

 

Por su parte, la Secretaría de Salud de la Ciudad de México aclaró en un comunicado que no se han suspendido los servicios médicos que se brindan en la Clínica del Síndrome de Down en CDMX.

 

La dependencia negó que el Hospital Pediátrico San Juan de Aragón haya sufrido cierre de servicios, y aclaró que la Dra. Patricia Flores, directora del hospital, continúa en su cargo de forma regular.

 

Además se notificó que la persona responsable del área de cardiología comunicó su renuncia en días pasados, y el responsable de oftalmología solicitó licencia sindical sin goce de sueldo, por lo que la dirección del hospital ya inició el proceso de contratación de personal que los sustituya.

 

La Secretaria detalló que el Hospital Pediátrico San Juan de Aragón brinda servicios de manera normal en su Clínica de Síndrome de Down, además de las áreas de pediatría, ortopedia, atención de víctimas de violencia, consulta externa, nutrición y hospitalización para lactantes preescolares que presentan distintas patologías.

 

MGL