Foto: Especial La Ciudad de México produce más de 13 mil toneladas, en promedio, de basura diarias y sólo se reciclan mil 900, de las cuales 8 mil 600 son enviadas a rellenos sanitarios  

Después de la medida implementada por el Gobierno para prohibir el uso de plásticos de un sólo uso, salieron de los rincones los productores de bioplástico, una opción saludable para el ecosistema, lo que no te dijeron es que no todos éstos son biodegradables.

La Ciudad de México produce más de 13 mil toneladas, en promedio, de basura diarias y sólo se reciclan mil 900, de las cuales 8 mil 600 son enviadas a rellenos sanitarios.

La mayoría de esta basura es recolectada en bolsas de plástico no compostables que contaminan el planeta, y es que en México se recogen 86 mil 343 toneladas de basura, alrededor de 770 gramos por persona cada día, generadas principalmente por viviendas, edificios, calles y avenidas y parques y jardines, reporta el INEGI.

La importancia de una recolección de residuos eficaz radica en que más basura se puede compostar, reúsar y reciclar, puesto que 87% de los tiraderos de basura son a cielo abierto y deterioran el ambiente y dañan la salud humana.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) recomienda que los residuos sólidos urbanos se depositen en rellenos sanitarios, pero la demanda de 118 millones de habitantes no se da abasto y sólo 13% se deposita en éstos.

En 2011 se cerró Bordo Poniente, el último relleno sanitario que tenía la CDMX, actualmente no tenemos. La basura que generamos se distribuye en cinco rellenos, de los cuales uno se encuentra en Morelos y cuatro más en el Estado de México.

La disposición de residuos previene la obstrucción de desagües, la contaminación de cuerpos de agua, el deterioro de los suelos y del paisaje, así como evitar fuentes de enfermedades entre la sociedad.

¿Bioplásticos, una opición inteligente?

Qué pasaría si te dijera que los plásticos que consideras ecofriendly no ayudan a una buena recolección de basura que permita que tus sobras orgánicas se conviertan en composta y restauren el carbono orgánico de la tierra y con ello crezcan árboles y flores.

Gisela Galicia, CEO de Química Mexibras comenta que existen dos tipos de bioplásticos: los que sí sirven y los que no. Un ejemplo sería el hecho a base de caña, que en realidad es un polietileno que no se puede compostar y hay otro, a base de almidón, que sí lo permite.

La medida del Gobierno para prohibir el uso de plásticos puso en jaque a la industria plástica: “En México tenemos un problema con el manejo de la basura que debe solucionarse, pero la forma de hacer la medida no me parece la correcta; primero debieron haber hecho un reglamento, una normatividad y después lanzar la ley, aquí se hizo al revés; esto tiene a la industria que sí está disponible para trabajar con bioplásticos, en pausa. En el super pudimos ver bolsas que no son ni compostables ni recilables que se vendían de esta forma porque no hay una normatividad.

La idea de meter un biocompostable en los plásticos de un solo uso es para mejorar la recolección selectiva y que no generara más basura, sino que se compostara el plástico” asegura la especialista.

A falta de una normativa, los plásticos oxo biodegradables se venden en el mercado. Éstos son aquellos que se descomponen de manera química sin importar el ambiente, sólo necesitan oxígeno. Esto no quiere decir que desaparezcan, sino que se rompe en pedazos tan pequeños que los respiras, se quedan flotando en el aire.

Los productos biobasados que sí son sanos están hechos a base de almidón de maíz, de papa o de cardo que se degradan en  una planta de composta en dos semanas, en una composta de casa en cuatro y a ras de suelo en un año; además, si una bolsa de bioplástico buena cayera en el mar tienen la garantía de biodegradabilidad de un año.

La huella de carbono de los bioplásticos es de tres a cinco veces menor que la de los plásticos convencionales.

SEPARA Y RECICLA

ORGÁNICOS
Restos de comida o de jardinería
huesos
cascaron de huevo
Restos de verduras hortalizas y frutas
Residuos de jardinería, hojarasca y ramas
Restos de café y té (incluídos filtros de papel)

INORGÁNICOS RECICLABLES
Pueden usarse para producir nuevos artículos
Vidrio
Metales
Plásticos
Papel y cartón
Ropa y textiles
Envases tetrapack

INORGÁNICOS NO RECICLABLES
Residuos difíciles de reciclar
Colillas de cigarro
Toallas sanitaria
Bolsas de frituras
Poliestireno expandido (unicel)
Curitas
Calzado

MANEJO ESPECIAL Y VOLUMINOSOS
Residuos domésticos de gran tamaño
Computadoras
Celulares
Colchones
Muebles Rotos
Televisores
Lavadoras Refrigeradores
leg