Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

La inseguridad molecular

Compartir

Detrás de las grandes cifras y de los análisis globales se encuentra la realidad molecular. Y el modelo se puede aplicar a la inseguridad: debajo de las cifras consolidadas nacionales se localiza una crisis casi celular de seguridad.

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana que mide percepciones exhibe la inseguridad a nivel municipal. Cinco son las ciudades con percepciones negativas arriba de 90%: Puebla, Tapachula, Ecatepec de Morelos, Uruapan, Fresnillo y Tlalnepantla. Y León y Guanajuato andan arriba de 80%.

La responsabilidad a nivel de municipios es del alcalde, casi siempre dependiente del gobernador. Ninguna estrategia nacional de seguridad puede garantizar supervisión municipal.

Pero las bandas llegaron, se expandieron y se consolidaron ante la pasividad, para decir lo menos, de las autoridades municipales y estatales. Y sobreviven con la complicidad de policías municipales. Y los gobernadores de esos municipios son de Morena, PRI, PAN y Movimiento Ciudadano.

Nadie ha solicitado un diagnóstico de las razones de la alta percepción de seguridad en esos municipios ni existen, al menos conocidos, mapas estratégicos de criminalidad; menos aún, y debieran tenerlo, los municipios tienen analistas de inteligencia para interpretar la realidad de la inseguridad.

Con el alegato de la soberanía, gobernadores y alcaldes esperan que la federación les resuelva mágicamente la inseguridad. Y cuando algunos enviados del Gobierno federal solicitan información sociopolítica, las autoridades locales cierran la cortina.

A un año de distancia llegó la hora de que medios y sociedad apliquen un enfoque molecular, celular, a nivel micro, de la inseguridad municipal potenciada a inseguridad estatal y nacional. Los cárteles no llegaron en una nave espacial, sino que se fortalecieron con el apoyo municipal y estatal.

Uno a uno los gobernadores debieran rendir cuentas de la inseguridad en sus plazas a partir de enfoques locales, las autoridades federales de seguridad tienen que dejar de nanear a gobernadores y alcaldes y los medios deben bajar la mira crítica a niveles municipales de responsabilidad territorial.

Zona Zero

  • Si existen evidencias suficientes para concluir que EU no dará visas a migrantes que lleguen en masa y sin haber cumplido con las leyes mexicanas, entonces habrá que buscar la mano negra que azuza las caravanas y las lanza a chocar con la Guardia Nacional.

(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

[email protected]

www.seguridadydefensa.mx

@carlosramirezh

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN