Con el reto de formalizar al 40% de las empresas de seguridad que laboran de forma irregular, avanzar en la profesionalización, regionalización y cobertura del sector y la creación de un nuevo marco jurídico que permita el impulso del sector con las nuevas tecnologías de la información, las Agrupaciones de Seguridad Unidas por un México Estable (ASUME), iniciaron los trabajos para conformar la Cámara Nacional de la Industria de la Seguridad.

En el marco de un evento donde el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), Francisco Cervantes Díaz, prometió todo el apoyo para hacer posible la Cámara Nacional de la Industria de la Seguridad y que ésta se convierta en la número 55, con el fin de sumar también al 35% que la CONCAMIN aporta al PIB y los 8.4 millones de empleos directos en la economía nacional.

Resaltó la relevancia de la industria de la seguridad privada para el diario andar del país, porque cuidan a las empresas hacia adentro y hacia afuera y en un país de 130 millones de habitantes como es el nuestro, el cuidado entre otros del abasto es fundamental y “se hace con la compañía y el cuidado de ustedes”.

Por su parte, Armando Zúñiga Salinas, coordinador general de ASUME, dijo que para darle sentido a esta ruta de representación empresarial, explicó cómo la actual Ley Federal de Seguridad Privada se encuentra hoy día, “totalmente rebasada, por lo cual, ASUME, junto a otros organismos y con el apoyo del Consejo Coordinador Empresarial, hemos hecho evidente la necesidad de crear una nueva legislación que impulse al sector”.

Dijo que la actualización de dicha ley es también prudente y necesaria para distribuir las competencias a los tres órdenes de gobierno y de esta forma unificar procedimientos de control y homologar la normatividad en todos los Estados, porque actualmente existen leyes locales muy disímbolas unas de otras e incluso opuestas entre sí, que en la mayoría de los casos, provocan corrupción y extorsión, agregó.

En lo interno, añadió Zúñiga Salinas, “una mejor regulación nos ayudará a seguir creciendo con mayor orden y certeza jurídica, a través del establecimiento de un Registro Único de Empresas, Personal y Equipo” donde estén enlistadas las casi 8 mil empresas a lo largo y ancho de la República Mexicana y sus más de 600 mil trabajadores.

 

DAMG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.