En la estación central de autobuses y ferroviaria de Kalmar, Suecia, sucedió un hecho que sorprendió a los usuarios, pues proyectaron imágenes pornográficas en las pantallas donde se colocan anuncios publicitarios y los horarios del servicio.

 

De acuerdo con la información, la protección duro 15 minutos antes de que los técnicos pudieran arreglar el error.

 

Por este hecho, ya se ha abierto una investigación interna que pueda arrojar las causas de lo ocurrido y evitar que estas acciones sucedan de nueva cuenta.

 

Diversos medios locales han apuntado que pudo tratarse de un hackeo, no obstante, esto no ha sido confirmado.
gac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.