Carlos Girón pierde la batalla contra la neumonía, y muere a los 65 años

Carlos Girón perdió la batalla contra una neumonía que lo hospitalizó desde diciembre pasado; ganó plata en Moscú 1980 en el trampolín de tres metros
Foto: Cuartoscuro / Archivo
Carlos Girón Gutiérrez es una de las glorias del deporte mexicano en general, al ser un ejemplo de gran disciplina, entrega y dedicación a los clavados
Compartir

Cinco días después de que dieran por muerto a Carlos Girón, ahora fue confirmado el deceso del que fuera considerado el mejor clavadista del mundo en los 70. Luego de una larga batalla contra una infección pulmonar que se complicó por una bacteria que entró en su cuerpo, el exclavadista y medallista olímpico de Moscú 80, Carlos Girón Gutiérrez murió a los 65 años.

De acuerdo con los primeros reportes, el ex saltarín ingresó al Centro Médico La Raza, del IMSS, el 20 de diciembre pasado por una neumonía, pero al estar en el hospital adquirió una bacteria que complicó su estado de salud.

Girón Gutiérrez participó en los Juegos Olímpicos Moscú 80 en el los que obtuvo la medalla de plata en la prueba de trampolín de tres metros, la cual significó su más alto logro olímpico. Además, acudió a las citas de Múnich 72, Montreal 76 y Los Ángeles 84.
Este lunes Carlo Girón, hijo del ex medallista, dio a conocer la noticia a través de sus redes sociales y en un corto mensaje agradeció los buenos deseos que han llegado a la familia.

En tanto que el Comité Olímpico Mexicano (COM) expresó: “La familia olímpica mexicana lamenta profundamente la pérdida de uno de sus miembros distinguidos, el medallista en Moscú 1980 Carlos Girón”.

 

 

A su vez, el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán compartió: “despedimos a una gloria del deporte mexicano, Carlos Girón, medallista de plata en los Juegos Olímpicos Moscú 1980. Mi más sentido pésame para su familia y amigos”.

Carlos Girón Gutiérrez es una de las glorias del deporte mexicano en general, al ser un ejemplo de gran disciplina, entrega y dedicación a los clavados, disciplina en la que alcanzó su mayor brillo en los Juegos Olímpicos Moscú 1980.

Quien dio seguimiento a los frutos olímpicos y mundiales de Joaquín Capilla y Álvaro Gaxiola, entre otros, obtuvo las medallas de oro y bronce en las pruebas de plataforma de 10 metros y trampolín de tres, respectivamente, en los Juegos Panamericanos México 1975, entre otros destacados resultados.

Hizo escuela de clavados en México

Originario de Mexicali, Baja California, Girón tuvo como maestro al entrenador Jorge Rueda, quien desde las instalaciones del IMSS en la zona norte del país lo hizo perfeccionar cada uno de sus saltos en el trampolín de tres metros hasta llevarlo a los Juegos Olímpicos Moscú 1980.

En esa cita veraniega, el joven bajacaliforniano se plantó con determinación para buscar la medalla de oro y al final de quedó con la plata, tras una final controversial.

De semblante serio, pero de un corazón indomable. Carlos Girón supo llevar la escuela mexicana de clavados en todo lo alto: en las citas panamericanas de México 75 obtuvo oro en 10 metros y bronce en tres; mintras que en San Juan 79 se quedó con plata y bronce.

Además, en las contiendas internas mostró su calidad en el trampolín con saltos que en esa época eran considerados de alto grado de dificultad.

Talentoso desde pequeño

Por: Notimex

Desde los Campeonatos Infantiles mostró sus cualidades para llegar a ser el mejor. Siempre estuvo en los primeros lugares y poco a poco se ganó su sitio en las selecciones nacionales para acudir a los certámenes internacionales en representación de México.

Tras su paso por los Juegos Olímpicos de Munich 72 y Montreal 76, en los que estuvo a punto de subir al podio, en la cita de Moscú 80 fue cuando logró consumar su éxito. Llegó con madurez a esa cita olímpica y sin temor a equivocarse en sus saltos logró su medalla.

Pero en esa cita rusa tuvo grandes contendientes, como el local Alexander Portnov, el italiano Giorgio Cagnotto y el alemán Falk Hoffman. Los saltos obligatorios fueron bien ejecutados por el mexicano.

En los libres, Carlos Girón marcó su pauta, parecía que se consagraba en lo más alto. Fue una final controvertida porque el ruso se distrajo y tiro mal su clavado, llegaron las protestas rusas porque había ruido en la zona de la alberca y tuvo otra oportunidad de realizar el clavado, con lo que Portnov se llevó el oro y dejó la plata para Girón.

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

PLÁTICAS DE CAFÉ