Actividad industrial nacional hila 14 meses en recesión (+Infografía)

Urgen plan de reactivación que impulse la inversión pública y privada en obras de infraestructura, para preservar el empleo
Foto: Especial
En noviembre reportó una contracción de 1.7% anual, según el IDIC
Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email

La actividad industrial sumó 14 meses a la baja, luego de que en noviembre pasado registró una contracción anual de 1.7%, arrastrada principalmente por caídas en manufactura y construcción, aunque hubo un repunte en la generación de energía eléctrica, y minería, reportó el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

En entrevista con 24 HORAS, el director general del IDIC, José Luis de la Cruz, consideró que ante la persistente tendencia negativa de la industria, se necesita de un plan emergente de reactivación industrial y preservación del empleo, donde exista más inversión en obras de infraestructura con mayor contenido nacional. Es decir, privilegiar el uso de insumos hechos en México para que esto reactive la economía y preserve el trabajo en la sociedad.

No obstante, consideró que de ponerse en marcha dicha estrategia, los resultados podrían observarse al iniciar el segundo trimestre del año pasado, por lo que se debe resolver la problemática antes de apreciar una mayor desaceleración económica que perjudique la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

“La información de los 14 meses a la baja permite establecer que el ciclo económico de la industria sigue disminuyendo y eso plantea que en el arranque de 2020 exista la posibilidad de observar el mismo comportamiento”, dijo.

Y es que a noviembre de 2019, las manufacturas registraron una contracción de 2.2%, la segunda baja consecutiva; mientras que la construcción tuvo la baja más pronunciada de 3.2%, la décima consecutiva. En tanto, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final, observó un crecimiento de 3.1% y la minería aumentó 0.9%.

Ante ello, señaló que la situación manufacturera es la más preocupante, debido a que es uno de los pilares de la industria, en conjunto con la construcción.

“A pesar de que hubo una recuperación al interior de la industria, específicamente en la minería, la caída en manufacturas es ahora la que genera más problemas, este rubro funcionó en la primera parte del año pasado, pero en los últimos meses se vio afectado por las caídas en el sector automotriz”, explicó.

Los efectos de una recesión industrial se perciben en el empleo, puesto que las personas pierden su fuente de trabajo como resultado de un impacto de liquidez en las empresas, ello se traduce en una pérdida de poder adquisitivo y baja del consumo.

 

Y la IP urge a combatir la inseguridad

La falta de combate a la inseguridad, una limitada inversión y el recorte presupuestal a programas sociales que sí funcionaban en administraciones pasadas son las causas de un freno para el crecimiento económico del país, alertó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

En su reporte semanal, refirió que es fundamental el fortalecimiento del Estado de Derecho, que incluye el combate a la extorsión en varias modalidades que se han venido extendiendo en la nación, así como el abatimiento de la inseguridad pública, que se ha convertido en un serio problema.

Y es que según el Banco de México, a lo largo del primer semestre de 2019, el 6.4% de compañías en el norte del país reportaron haber sufrido una extorsión; mientras que un 7.7% en la región centro y 18.7% en el sur de México.

En consecuencia de dicho delito, algunos directivos de estas empresas optaron por reducir sus tiempos de operación o cerrar sus centros de trabajo.

“Para revertir el bajo crecimiento lo antes posible y lograr que México alcance un dinamismo económico elevado, se requiere de decisiones de política económica en línea con el fortalecimiento de la inversión y del Estado de Derecho”, indicó.

Para el CEESP la limitada inversión también ha sido la razón del estancamiento de la economía y señaló que para reducir la pobreza se requiere de la creación de empleos formales, por lo cual urgió a aumentar las obras de infraestructura.

Criticó además que el Presupuesto Económico de 2020 contenga reducciones en programas sociales de años anteriores, que contaban con reglas de operación adecuadas y favorecían a los hogares mexicanos.

Juan Ángel Espinosa

LEG

Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email
NOTAS RELACIONADAS