Reducir a la mitad la brecha de género de la fuerza de trabajo en el mercado laboral tendría un aumento de mil 100 dólares del Producto interno bruto (PIB) per cápita de México, afirmó José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Durante su participación en el foro «Igualdad de género para el crecimiento incluyente en México», Gurría Treviño señaló que es inaceptable que las mujeres mexicanas reciban un trato laboral injusto en comparación con los hombres, ya que existen diferencias a las oportunidades de trabajo, sueldos, entre otros aspectos.

“En pleno siglo XXI las mujeres siguen recibiendo un trato menos justo que el de los hombres. En los países de la OCDE, las mujeres tienen menos oportunidades profesionales, se enfrentan a más obstáculos para realizar trabajos remunerados y sufren un alto grado de acoso», enfatizó.

Al respecto, estimó que si México logra reducir a la mitad la brecha de género en la fuerza de trabajo, pueden añadirse 0.16 puntos porcentuales a la tasa anual de crecimiento del PIB per cápita, de manera que éste tenga un crecimiento a 2.46% anual.

Expuso que las mujeres ganan una media de 14% menos que los hombres, en tanto que menos de la mitad de mujeres mexicanas en edad de trabajar participan activamente en el mercado laboral, lo que representa la segunda tasa más baja de todos los países miembros de la OCDE y es muy inferior a la tasa de hombres mexicanos activos, equivalente al 82%.

El también ex secretario de Hacienda, precisó que de las mujeres activas en el mercado laboral, cerca del 60% tienen trabajos informales, con baja protección social, alta inseguridad y baja remuneración y mencionó que la carga excesiva de trabajo no remunerado es una de las causas de la baja participación laboral de las mujeres.

Frase:

“Las mujeres mexicanas tienen cuatro veces más probabilidades de ser nini que los hombres”
José Ángel Gurría
secretario general de la OCDE

LEG