Foto: Fernando Hernández Este 12 de diciembre y desde diferentes estados de la República, miles de peregrinos acudieron a la Basílica de Guadalupe para participar en los festejos del día de la Virgen Morena  

Este 12 de diciembre y desde diferentes estados de la República, miles de peregrinos acudieron a la Basílica de Guadalupe para participar en los festejos del día de la Virgen Morena, y así agradecer o pedirle algún milagro.

 

En el sitio se pueden percibir diferentes muestras de solidaridad con los peregrinos, a quienes los capitalinos hicieron entrega de alimentos, bebidas y mantas para que pasaran la noche.

 

Asimismo, cabe resaltar los mensajes de paz y amor que hicieron ver algunos de los presentes, “Sonríe, urge amor, paz ya brazos”, se lee en un pequeño letrero que llevó uno de los ciudadanos.

 

 

Los cuales se vieron contrastados con la pancarta que llevaba un hombre mayor, quien recordó a los asistentes que se trata de una fiesta perteneciente a una religión extranjera que fue arraigada por nuestros antepasados.

 

 

“El principio del saque de las riquezas de este continente y criminal destrucción de pueblos de alta cultura en diversos aspectos del saber, verdaderas civilizaciones satanizadas por una religión oscurantista germinadora del más feroz fanatismo, condenando a los seres de este continente a la esclavitud del pensamiento, prevaleciendo la mala intención de mantenerlos en la ignorancia sin la posibilidad de seguir desarrollando su cultura. La lengua y las letras son la identidad, alma y corazón de los pueblos”, se lee.

 

 

De acuerdo con reportes de las autoridades, al lugar acudieron 10 millones 868 mil 637 personas, entre peregrinos y feligreses locales, para los cuales se dispuso de diversas medidas de atención.

 

El Gobierno de la Ciudad de México informó que entre los servicios ofrecidos a los peregrinos estuvo el de alimentos, con el que repartieron 6 mil 500 raciones y mil bebidas calientes, 20 kilogramos de caramelos, y 20 mil personas recibieron agua.

 

 

 

fahl