Un grupo de residentes de Tequesquitengo, Morelos, exigieron a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Comisión Nacional de Agua (Conagua) la demolición de las obras de un club vacacional en el lago de esa localidad.

El 25 de noviembre pasado, los residentes de ese sitio turístico presentaron, ante ambas dependencias federales, una denuncia ciudadana por dicha obra a la orilla del Lago de Tequesquitengo, y que, aseguran, es ilegal y provocará daños ambientales a ese cuerpo de agua.

Los vecinos establecen que en la calle de Condominio Laguna Ibera Uno, Sección Primera de esa población, se está construyendo lo que aparenta será un club vacacional.

En su denuncia indican que los trabajos no exhiben la licencia de construcción correspondiente otorgada por la autoridad municipal de Desarrollo Urbano.

Acusan trabajos de noche

Además, detallan a las autoridades que “durante la noche del 14 de noviembre de 2019, se comenzaron a realizar edificaciones directamente sobre el Lago de Tequesquitengo, levantando sobre dicho cuerpo de agua una barda de concreto, sin que exista un permiso para tal efecto”.

Las obras sobre el espejo de agua del lago, señalan, se realizan principalmente durante la noche y de manera sigilosa, de manera que no llamen la atención, en particular de las autoridades.

En su denuncia, los residentes de Tequesquitengo calculan que los trabajos sobre el espejo de agua tendrán una superficie aproximada de 300 a 400 metros cuadrados, lo cual, sostienen, es ilegal.

Ante la afectación grave, inmediata e inminente al ambiente y al ecosistema del Lago de Tequesquitengo solicitaron que se ordene la visita al lugar y se suspendan los trabajos y se proceda con la demolición.

 

 

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.