Tiburones en México podrían desaparecer por consumo humano

Muchos tiburones que se venden como bacalao en la capital del país, están en riesgo de desaparecer si no se toman medidas y acciones para protegerlos, alertó la organización Oceana México

Tiburones en México podrían desaparecer por consumo humano
Foto: Especial Directivos de Oceana indicaron que el papel de los escualos es esencial e irremplazable para mantener la salud de los océanos

Muchos tiburones que se venden como bacalao en la capital del país, están en riesgo de desaparecer si no se toman medidas y acciones para protegerlos, alertó la organización Oceana México.

La mayor organización internacional centrada exclusivamente en la conservación de los océanos, dio a conocer que luego de realizar una investigación se determinó que en la Ciudad de México existe sustitución y fraude en la venta del pez que habita en mares fríos.

“Se detectó que 31.5% de las porciones de bacalao analizadas en restaurantes, supermercados y pescaderías en CDMX, no correspondían con el nombre de venta”, refirió.

De acuerdo con los datos del estudio, se comercializan tiburones de especies amenazadas, vulnerables y en peligro, las cuales se encuentran en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Se trata de ejemplares que están amenazados como cazón mamón, toro y coralino; mientras que entre los tiburones vulnerables están: puntas negras, zorro y tiburón sedoso, así como se encontró una especie llamada martillo, el cual está en peligro.

Lo que debes saber:

Directivos de Oceana indicaron que el papel de los escualos es esencial e irremplazable para mantener la salud de los océanos.

 

Se informó que en la presente temporada del año es cuando más se consume bacalao y las pescaderías son las más fraudulentas, pues lo sustituyen con rayas, tilapias y otras especies.

 

La sustitución en las muestras analizadas fueron menores en supermercados con 4.5%, comparado con restaurantes (40%) y pescaderías (55%).

 

Los resultados señalaron que de las muestras, 6% correspondía a producto de acuacultura, 28% a especies de escama marina, así como 66% a elasmobranquios (rayas y tiburones).

LEG