La tradición mexicana de los alebrijes ha perdurado en la Ciudad de México, por lo que este año se ha instalado la decimotercera edición de alebrijes sobre Paseo de la Reforma, después de su exitoso desfile el pasado 19 de octubre donde acudieron aproximadamente 400 mil asistentes.

La exposición, que se encuentra a lo largo del Paseo de Reforma, la glorieta de la Diana Cazadora y el Ángel de la Independencia, estará disponible hasta el 17 de noviembre exhibe 220 piezas realizadas por artistas mexicanos provenientes de distintas partes del país, como Oaxaca, Tlaxcala, Guanajuato, entre otros.

Estos personajes míticos y tradicionales de la cultura mexicana, fueron creados por Pedro Linares López, quien cuando tenía 30 años, estuvo en un estado tan enfermo que lo hizo perder la conciencia. Estando al borde de la muerte, Linares tuvo un sueño en donde estaba él mismo en un extraño bosque y ahí se encontraban estos personajes fantásticos, como un burro con alas, un león con cabeza de perro e incluso un gallo con cuernos de toro. En el mismo sueño, los personajes gritaban sus nombres una y otra vez: ¡Alebrijes, alebrijes!

Pedro afirmaba que estos seres le ayudaron a recuperarse del estado en el que estaba, por lo que su principal propósito al recomponerse, fue dar a conocer estas criaturas mágicas al resto del mundo, a través de las habilidades de cartonero que el artista poseía, por lo que en el año 1936 surgen estos peculiares animales llamados alebrijes. Es así como hasta estos días, se conocen estas creaciones mexicanas como una tradición ya establecida.

 

PL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.