Pyatt, de 44 años, llevaba más de un año en lista de espera para recibir un riñón

La tarde de este viernes, se viralizó la historia de Dan Pyatt y Kelly Hope, una ex pareja nativa de Londres, Inglaterra, que a pesar de haberse divorciado, ella le donó un riñón al moribundo padre de sus hijas.

 

Pyatt, de 44 años, llevaba más de un año en lista de espera para recibir un riñón, pues su funcionalidad renal era menor al 8%; así que Hope decidió darle la oportunidad de prolongar su vida.

 

La historia de ellos comienza en 1986, cuando tenían 11 años y se hicieron amigos.

 

Para cuando cumplieron 18 años, en 1994, empezó su noviazgo, 13 años después, se casaron.

 

Para el 2008, Pyatt había manifestado una serie de padecimientos que lo llevaron al hospital, donde le diagnosticaron nefropatía por inmunoglobulina A, una enfermedad sin cura que afectaba sus riñones.

 

En 2017, la relación de la pareja estaba muy desgastada, los riñones de Dan funcionaban al 8%, le practican diálisis constantemente y las presiones laborales estresaban al matrimonio, así que ambos acordaron divorciarse.

 

También, en ese mismo año, Pyatt logra entrar a la lista de espera de donadores de órganos.

 

Después de no recibir respuesta de algún donante, en 2019 Kelly se practicó pruebas de compatibilidad, las cuales dieron positivo.

 

En un principio, él no quería el riñón de su ex esposa “esto no lo decides tú. Es mi decisión. Sé cuáles son los riesgos y lo voy a lograr”, le dijo a la madre de sus dos hijas; sin embargo, ella lo convenció de aceptar.

 

Ahora Dan tiene una nueva oportunidad de vida.

 

A pesar de que sus conocidos pensaron que la pareja iba a regresar, Kelly negó que eso fuera a ocurrir.

 

«Para mí era dar un riñón al padre de mis hijas y mi mejor amigo desde que tenía 11 años», dijo a sus familiares.

 

«Kelly siempre será mi heroína», cerró su ex esposo.

 

 

Con información de Noticieros Televisa.

 

 

 

jhs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.