Iglesia tiene derecho de criticar al Gobierno: Alberto Barranco Chavarría

 

Alberto Barranco Chavarría, mencionó que la Iglesia católica está en su derecho de ejercer la crítica al Gobierno, además el ahora embajador de México en la Santa Sede, tendrá la misión de colaborar en asuntos de protección a indígenas y migración entre la Iglesia católica y el Gobierno.

 

Expresó además que una de sus prioridades es buscar un mayor acercamiento con la Iglesia católica. “Es decir, las coincidencias que tenemos con la Iglesia católica estrecharlas, y las disidencias, lo que nos separa, tratar de buscar caminos para un entendimiento, para un diálogo”, dijo en entrevista para 24 HORAS el también periodista, escritor y cronista.

 

“Yo soy católico, he sido militante de la acción católica, he sido director de una revista católica. Entonces creo que eso de alguna forma influyó para que se diera este cargo. Pero al mismo tiempo el presidente de la República sabe que yo conozco perfectamente toda la historia de nuestro país en relación con el Estado laico. Tengo plena conciencia de lo que es el Estado laico. Por eso he declarado que soy católico y juarista”.

 

¿Cuándo asumirá su cargo como embajador de México ante la Santa Sede?

-El cargo se asume hasta el momento que se entreguen las cartas credenciales en una audiencia con el Papa Francisco, esto es incierto porque la cita será en el momento en que uno llegue.

 

¿Cuál es el mensaje que estará llevando usted del presidente Andrés Manuel López Obrador al Papa?

-Un mensaje de respeto y colaboración. Tenemos temas comunes en la agenda que habrían que profundizar para hacer pronunciamientos conjuntos o de alguna forma invitar al Vaticano que lo haga en los foros multilaterales.

Estamos hablando de migración, de protección a indígenas, estamos hablando de corrupción, que es un tema que le preocupa mucho al santo padre, estamos hablando también de cuestiones de jóvenes, vamos a tratar justamente de explicarle al Papa el trabajo que estamos realizando a favor de los jóvenes, sobre todo de aquellos que no tenían un futuro por no tener ocupación, ni siquiera una posibilidad de estudio.

 

¿Le propondrá al Papa que participe en los foros de pacificación para el país?

-No, en este momento no esta en la agenda eso.

 

Una de las preocupaciones del gobierno mexicano es la migración, ¿pedirán la intervención del Papa Francisco para solucionarlo?

-Finalmente, lo que se trata es aprovechar la calidad moral, la importancia que tiene la voz del jefe de la Iglesia católica; hay mil 313 millones de católicos en el mundo, entonces aprovechar esa voz, pero sí hablarle sobre lo que nosotros estamos haciendo en relación con los migrantes, para que se frene el flujo de sus países de origen a través de ofrecerles oportunidades de empleo. Ningún migrante sale de su país por gusto.

 

¿Cómo ve la relación de la Iglesia católica en México con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador?

-Es una relación cordial. El nuncio apostólico es entrevistado varias veces con el presidente de la República. El Presidente ha dado mensajes a los obispos en la Comisión Episcopal Mexicana, en fin, ha habido un diálogo permanente con ellos.

Lo que quizás hubo fue una situación de tensión en el momento en el que el presidente de la República envío una carta al Papa donde pedía que la Iglesia católica ofreciera disculpas por su actuación en la conquista.

Lo que tratamos fue ventilarlo desde todos los puntos de vista, acciones de clérigos que llegaron en ese momento como Fray Toribio de Benavente de Moto Linea, Fray Pedro de Gante, gente que arropo a los indígenas, vamos a ver las dos caras. Tratamos de encontrar un punto de equilibrio de lo que fue la presencia de la Iglesia católica en la conquista y de lo que fue del otro lado, de los excesos que se pudieron haber cometido.

 

¿Cuál es su opinión de los editoriales que se han publicado en el semanario Desde la fe, las cuales han sido muy críticas a la actual administración?

-Están en su pleno derecho. Realmente cualquier corriente que se exprese es absolutamente válido, está en la Constitución, no creemos que haya discrepancias mayores, por lo menos no se han planteado a nivel directamente con el Gobierno.

 

¿La Iglesia católica ha criticado al Presidente por haber tratado de dividir a la sociedad a través de las constantes descalificaciones hacia la sociedad?

-Más bien quienes han dividido a la sociedad son los opositores al Gobierno, que todos los días sacan información que no necesariamente están bien verificadas, y que con base en informaciones falsas lanzan juicios de valor que se caen por si mismos al no tener sustento.

Creo que estamos antes un escenario distinto, en donde un presidente de la República responde a las críticas. Tradicionalmente el presidente de la República era alguien que estaba por encima de los demás, de hecho, cuando alguna persona fuera o dentro del gobierno criticaba al presidente de la República la respuesta venia de gobernación, ahora viene directamente del presidente de la República.

Creo que es un estilo distinto y creo que al final de cuentas el presidente tiene derecho de replicar lo que se dice.

 

Otra de las criticas de la Iglesia hacia el Gobierno Federal es la repartición de la Cartilla Moral por medio de grupos evangélicos ¿qué opina al respecto?

-Lo que sería correcto es que, si van a repartir a través de iglesias, se reparta a través de todas. Eso sería lo correcto. A pesar de lo que diga el artículo 130 de la Constitución de que las iglesias participen en medios de comunicación, creo que lo correcto es que se les diera acceso a todas. El que haya un apoyo a una organización católica o evangélica, creo que debe ser parejo.

 

¿Apoyó usted la propuesta del Presidente de que se le otorguen concesiones de radio y televisión a las religiones?

-No estaría a favor, porque habría que modificar la Constitución. Lo que yo digo de que, si se diera el caso, habría que ser parejo, habría que darles la cancha a todos en su momento pudieran o tuvieran interés de participar. Lo que queda claro es que ninguna iglesia, eso no creo que sea rebatible, pueda hacer proselitismo a través de los programas que tienen.

Lo que vamos a buscar es un acercamiento mayor. Es decir, las coincidencias que tenemos con la Iglesia Católica estrecharlas, y las disidencias, lo que nos separa, tratar de buscar caminos para un entendimiento, para un diálogo.

 

¿También aplicará la austeridad en la embajada de México en el Vaticano?
-Vamos a tratar de ver las prioridades y no descuidar prioridades, tratar de hacer un equilibrio entre lo que se gasta de forma suntuosa y de lo que se gasta realmente como parte de la misión de lo que se nos encomienda.

 

Jorge Alcocer, refrendó su compromiso de abastecer las medicinas y ofreció una disculpa por declaraciones insensibles.

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.