Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Un recorrido gastronomico: Brassi, buen ambiente y calidad culinaria; Balmoral, clásico para personalidades plurales; San Ángel Inn, emblematico icono de los Debler, Bessudo, etcétera; Y Cassatt y Asturiano

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

La oferta gastronómica de la Ciudad de México se equipará con la de las ciudades más cosmopolitas del mundo. La actividad gastronómica gira constantemente por doquier en la metrópoli. Si bien es cierto que Polanco/Polanquito se han transformado en uno de los sitios donde la oferta culinaria ha crecido, también es centro de la convivencia familiar y de negocios. En esta ocasión visitamos el Brassi, donde la comida cosiste en platillos que hacen sentir el placer del sabor y el aroma.

 

En Brassi se percibe el buen ambiente del interior y exterior de las instalaciones del restaurante. Me hizo recordar las brasseries europeas. Otra de las características del Brassi es la presencia de música muy agradable que permite al comensal pasar excelentes momentos para los que gustan del arte culinario de Europa. Gabriel García Marqués (homónimo del célebre escritor), una de las caras del Brassi, nos dió a conocer el menú y las sugerencias del chef Carlos Bautista. Las croquetas de bechamel con champiñones abren el apetito de cualquier comensal, por su presentación y la forma en la preparación de esta formidable entrada; los montaditos de jamón serrano también son una delicia, En pequeñas raciones, también degustamos la Lasaña de carne.

 

No pueden faltar las ensaladas —preparadas con todo un proceso de calidad— como la ensalada caprese, así como la ensalada Brassi (la especialidad del lugar, ideada por la CEO Sandra Oliveras), la cual consiste en una mezcla de lechugas con nuez caramelizada, pera pochada al oporto, y aderezo de miel con mostaza. En la sección de pescados, el chef preparó el exquisito huachinango con vinagreta de naranja con menta, espárragos rostizados, jitomate cherryPara quienes trabajan contra reloj, pueden solicitar el sándwich de mozzarela con tomate, pesto y arúgula; otro de los sándwich que solicitan constantemente en el Brassi es el de camembert, que consiste en pechuga de pavo, miel y espinaca. Ir a Virgilio 8 (esq. Oscar Wilde, Polanco).

 

Balmoral, Cassat –Centro Asturiano y el San Ángel Inn

En el restaurante y salón de té Balmoral, donde se desayunan los deliciosos huevos Balmoral, recomiendo comer la exquisita Milanesa de Ternera durante su reunión de negocios o tomar el té en la tarde con amplia variedad de pasteles, panadería y chocolates finos hechos en casa, dentro del Presidente InterContinental. Extrañamos a Jacobs, punta de lanza del cèlebre lugar francés. Y en el Cassatt, visitar su nuevo espacio, con los mismos precios, concepto modernista y misma calidad; es en realidad el comentado Centro Asturiano en Arquímedes 4, ubicado en Polanco.

 

Desde 1990 cuentan con las mejores cocinas europeas a la mesa y con más de 25 años de servir a los comensales. El empresario hispano—mexicano Jorge Cascajares y su grupo de colaboradores, siguen sumando éxitos gastronómicos al ubicar sus espacios Cassat (Centro Asturiano), La Colomba, 5 de Mayo, Parque Asturias, Restaurante Parque, Casa de España (Casino Español), Mesón del Molinero, Lucrezio Di, Maralunga, Club Hacienda San Miguel, entre otros, para que comensales exigentes o bien trotamundos nacionales e internacionales, acudan a sus lugares para constatar el por qué la alta cocina española o tradicional es “una de las mejores del orbe”, y porque el Centro Asturiano se ubica entre los 25 líderes del vino en México.

 

Ahora probamos los Arana y Sergio Peralta –en el Cassat– chorizo a la sidra, huevos rotos, pulpo a la gallega, boquerones a la vinagreta, tacos de Rib Eye; sopa verde, arroz meloso de cordero, ensalada mixta con bonito/boquerón, chipirones en su tinta, lechón al horno, cordero asado estilo Burgos. Otros prefirieron el solomillo al Cabrales y como postre helado de mazapán y churros soufflé. Cascajares suma también con Agustín Inguanzo. Y anuncia que vuelve La Colomba. Para terminar, comí con el ingeniero/empresario Heberto Guzmán en el San Ángel Inn (otro clásico) y allí saludé a los Balsa, doctor Herrerías, y otros, que nunca dejan de ir al feudo de Paty Debler y sus socios. Y hasta el próximo jueves, ¡Abur!

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS
ÚLTIMAS NOTICIAS
OPINIÓN