Alrededor de 70 viviendas fueron desalojadas tras la fuga de combustible

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, anunció que el próximo lunes podrían regresar a clases los alumnos de las escuelas que se encuentran ubicadas en las inmediaciones del lugar
donde fue descubierta una toma clandestina de combustible, que posteriormente explotó en calles de la colonia Granjas México, alcaldía Iztacalco.

 

Cabe señalar que los planteles educativos que suspendieron sus labores por órdenes de la Secretaría de Educación Pública, son la Secundaria No. 234 “José Mancisidor”, ubicado en la calle de Brea, entre Añil y Avena, y la Primaria “Margarita Maza de Juárez”, en la calle de Goma, No. 163, casi esquina con Centeno.

 

Entrevistada luego de que efectuara un breve recorrido por la zona devastada, la funcionaria señaló que dicha medida se tomó como una medida de prevención toda vez que ha tomado tiempo las labores de limpieza de la zona.

 

«Hubo fuga de combustible y quedó saturado el suelo, entonces se tienen que hacer una labor de limpieza permanente, echando agua con una sustancia especial y detergente en los drenajes de manera preventiva y se seguirá haciendo hasta que quede completamente limpia la zona», explicó.

 

Cuestionada en torno al aumento del acordonamiento de seguridad en un solo día, descartó que haya algún riesgo mayor, «no es que haya algo más grave solo que Protección Civil decidió que era mejor aumentar esa medida de seguridad y se trabaja de manera muy coordinada».

 

Pero en las próximas horas –dijo- se valorará la situación con las autoridades educativas y ellas tomarán la decisión del día en que los alumnos regresen a las aulas, nosotros solo les proporcionamos toda la información sobre la situación a través de Protección Civil.

 

En el cuestionamiento, comentó que las familias que fueron evacuadas de sus hogares e instaladas en un albergue ubicado en la Sala de Armas de la Ciudad Deportiva, también deberán esperar hasta el domingo o lunes.

 

«Es preferible que Pemex termine de limpiar toda la zona, además están cerrados los drenajes y el agua potable, obviamente por razones preventivas», explicó.

 

Por su parte, el alcalde en Iztacalco, Armando Quintero informó sobre los trabajos que se han realizado en el predio donde fue descubierta la toma clandestina.

 

«Se han extraído más de 140 mil litros de combustible, varias toneladas de tierra que se ha contaminado, está siendo removida a un centro especial, será renovada toda la tierra que se contaminó, y hasta que no haya limpieza total y cero riesgo para el vecindario, pues no vamos a aflojar las medidas de prevención».

 

Dijo que son alrededor de 70 viviendas las que fueron desalojadas y que la mayoría de sus inquilinos tomó la decisión de alojarse con familiares y al momento hay cinco familias que se fueron a un albergue instalado en la Sala de Armas de la Magdalena Mixhuca, donde son atendidas.

 

«En las próximas horas se realizará una asamblea vecinal donde se informará a los habitantes de la zona sobre los avances que se tienen en la situación», concluyó Quintero Martínez.

 

CS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.