La zona se encuentra acordonada en espera de la Policía Federal y de Pemex. Hasta el momento no hay detenidos

Por sexta ocasión en lo que va del año, una toma clandestina en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) fue hallada dentro de los límites de la Ciudad de México, en esta ocasión al interior de un inmueble en la colonia Granjas México, alcaldía Iztacalco; no se reportaron personas detenidas.

Al lugar arribó el subsecretario de Gobierno, Arturo Medina Padilla; personal de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC); de la Policía de Investigación (PDI); de la Fiscalía Especializada en Hidrocarburos y de la alcaldía Iztacalco.

Así como elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) local y de la Guardia Nacional; cabe destacar que la vivienda en cuestión está ubicada cerca de la Terminal de Almacenamiento y Distribución (TAD) Añil, de Pemex.

Los agentes acudieron al inmueble, localizado en la Avenida Añil, tras recibir una llamada a través del número telefónico del Cuadrante, donde se solicitaba apoyo a personal de Protección Civil por una presunta fuga de gas.

Al llegar, los policías de la SSC revisaron un inmueble, donde a simple vista encontraron 19 garrafones de 20 litros y 12 recipientes con capacidad de 10 litros, todos con combustible.

Del hallazgo de la toma clandestina, se dio conocimiento a Petróleos Mexicanos (PEMEX) y personal de seguridad física de esta dependencia se presentó para mantener el lugar bajo resguardo.

Aunque Protección Civil descartó la existencia de riesgo al no existir un derrame de combustible, al encontrarse en una zona urbana, aumenta el peligro de víctimas ante un posible siniestro derivado de la ordeña de combustible.

Vecinos reportaron que mediante bocinas del C5 se solicitó en la zona no encender objetos flamables, para evitar accidentes.

En la Ciudad de México existen cuatro terminales de almacenamiento de Pemex, conectadas todas mediante ductos subterráneos para transportar combustible; los delincuentes ubican la posición de las tuberías, excavan, colocan sus propias válvulas y proceden a sustraer el producto.

Xavier Rodríguez

leg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.