foto: Cuartoscuro Juan Hugo de la Rosa, pidió que en el presupuesto 2020 se incluya un nuevo fondo para el desarrollo municipal para la creación y recuperación de infraestructura, y el fomento económico  

El presidente de la comisión de Presupuesto y Cuenta Pública en la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar (Morena), reconoció que los municipios enfrentan una creciente disminución en la construcción de obra pública, y algunas economías regionales se encuentran paralizadas.

En su participación durante el encuentro que sostuvieron presidentes municipales con diputados federales para la realización de una convención nacional hacendaria, el legislador señaló que el agobio de los ayuntamientos “es creciente por los endeudamientos, por la baja recaudación, por la dependencia de las transferencias federales, y por problemas que quizá también tienen que ver con nuestra responsabilidad, como el crecimiento de los gastos corrientes”.

“Ni el Gobierno de la República ni tampoco la Cámara de Diputados pueden desconocer la situación trágica por la que atraviesa la inversión en la obra pública de los municipios, de eso tenemos que tomar nota, y hacernos responsables tanto en la ley de ingresos como en el presupuesto de egresos 2020”, dijo Ramírez Cuéllar.

El diputado de Morena también pidió poner a debate el impuesto a la tenencia de automóviles, pues significarían ingresos superiores a los 100 mil millones de pesos que tendrían los municipios para el próximo año.

Ramírez Cuéllar detalló que estos ingresos deberán dirigirse a los municipios para el mejoramiento de su infraestructura vial, obras de mitigación en materia ambiental, resolver problemas de agua, “es decir, este es un debate sobre el cual ya no le podemos sacar la vuelta ni lo podemos esconder”.

El legislador consideró que el pago por propiedad y uso de vehículos “es un debate que se tiene que dar; y algo de lo que no quieren hablar nada, pero que se solucionaría con mucho los problemas y los déficits gubernamentales”.

Lamentó que, así como crecía el Ramo 33, que era el mecanismo presupuestario diseñado para transferir a los estados y municipios recursos para educación, salud, infraestructura básica, fortalecimiento financiero y seguridad pública, programas alimenticios y de asistencia social, e infraestructura educativa, “se presentó una fiebre en todos lados para quitar las contribuciones que los dueños de los vehículos deberían de hacer en distintas entidades de la República”.

Por su parte, el alcalde de Nezahualcóyotl, Estado de México, Juan Hugo de la Rosa, pidió que en el presupuesto 2020 se incluya un nuevo fondo para el desarrollo municipal para la creación y recuperación de infraestructura, y el fomento económico.

De otra forma, advirtió, los municipios continuarán frágiles y subordinados al gobierno estatal y federal, con una capacidad y autonomía muy reducida para cubrir sus necesidades.

LEG