La ONG española Open Arms dijo el lunes que España e Italia parecían haber llegado a un acuerdo para que los 107 inmigrantes varados en el Mediterráneo durante 18 días desembarcasen en un puerto español de Mallorca, aunque el Gobierno español desmintió rápidamente la existencia de dicho acuerdo.

 

“Lo único cierto es que el gobierno de España ha ofrecido al Open Arms poder dirigirse al puerto español que esté más próximo en su ruta y que el ejecutivo italiano está incumpliendo la ley al impedir el desembarco de los migrantes en Lampedusa o cualquier otro de sus puertos cercanos”, dijo Moncloa en un comunicado.

 

Durante más de dos semanas, los migrantes han permanecido frente a las costas italianas, atrapados en un tira y afloja entre la línea dura sobre la inmigración del ministro de Interior italiano de extrema derecha, Matteo Salvini, y la reticencia inicial de la UE a encontrar una solución.

 

Para Open Arms, los puertos españoles están demasiado lejos de su ubicación actual a 800 metros de Lampedusa, habida cuenta del deterioro de las condiciones de los migrantes que el barco de rescate lleva a bordo. Navegar a un puerto de Mallorca añadiría, según la ONG, tres días más de navegación.

 

En su comunicado del lunes, Open Arms dijo que era “esencial que Italia y España asuman la responsabilidad de asegurar, proporcionando los medios necesarios, que estas personas finalmente desembarquen en un puerto seguro”, señalaba Open Arms el lunes.

 

Por su parte, el Gobierno socialista de Pedro Sánchez dijo que, “cuando pueda producirse el desembarco, proseguirá con el reparto de los migrantes acordado por seis países de la UE”, entre ellos España.

 

PAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.