Foto: Especial El FBI abrió una investigación para determinar si se aplicaron los procedimientos correctos para garantizar su seguridad. Epstein fue confinado al centro correccional mientras apelaba la negativa de un juez a permitirle vivir bajo vigilancia en su casa  

El multimillonario estadounidense Jeffrey Epstein, acusado de tráfico y abuso sexual de menores, fue encontrado muerto el sábado en su celda de una cárcel de Nueva York, donde se habría suicidado.

Epstein esperaba un juicio por el que podría enfrentar una pena de hasta 45 años de cárcel, acusado de explotación sexual.

Fue hallado a las 07:30 horas locales ahorcado, luego que hace dos semanas fue encontrado inconsciente en su celda cuando intentó quitarse la vida, propósito que sí logró este sábado.

La muerte se presentó a pesar de que Epstein estaba bajo vigilancia especial por riesgo de suicidio.

Sus abogados advirtieron al juez que supervisa el caso que su cliente había recibido amenazas, sin embargo, el magistrado negó la libertad bajo fianza del financiero neoyorquino.

Fallecido Epstein, la causa criminal contra él queda cerrada. Pero eso no quiere decir que se vayan a cerrar también las pesquisas sobre el caso. Los investigadores pueden dirigirse ahora contra otras personas acusadas de estar vinculadas a la red. Los abogados de algunas de las víctimas ya han anunciado que continuarán buscando justicia para ellas, difundió el diario español El País.

Epstein, de 66 años, fue arrestado el 6 de julio, luego que la policía incautó fotografías de menores desnudas en el domicilio del magnate, quien negó las acusaciones de tráfico sexual.

Según las investigaciones, el multimillonario invitaba a menores de entre 13 y 16 años con el pretexto de que le dieran masajes, les pagaba de 200 a 300 dólares en efectivo y después abusaba de ellas.

La Policía estima que el número total de víctimas asciende a 38, pero se estima una cifra total de 80.

LEG