En el condado inglés de Devon, una mujer de 53 años, quien es abuelita de tres nietos, decidió entrar a bucear en la playa, no obstante, en su paseo acuático se encontró con un tiburón en problemas y no dudó en auxiliarlo.

 

La fémina, de nombre Michelle Walton, se encontraba buceando con su pareja, Peter Love, de 52 años, cuando se percataron de un tiburón gato atrapado en un gancho de sedal.

 

El animal marino intentaba violentamente liberarse del objeto metálico, por lo que la fémina decidió ayudarlo.

 

Al respecto la implicada contó: «Estábamos en el agua a menos de diez metros de profundidad, cerca de la costa, cuando Pete y yo vimos un sedal y le advertí de que lo evitara. Seguimos la línea y desapareció entre algunas algas y cuando llegamos al final vimos un tiburón gato atrapado en un doble gancho».

 

Tras ello, Michelle sacó un cuchillo que llevaba consigo y comenzó a cortar el hilo, lo cual pese a no ser una tarea fácil, tampoco le fue imposible.

 

El hecho quedó registrado en video y se ve que al momento de liberar al tiburón, este no se fue nadando, sino que se quedó un instante al rededor de ellos.

 

«Creo que estaba dándonos las gracias», mencionó la abuelita sobre ello.

 

 

Cabe señalar que esta especie de tiburón no representa un peligro para los humanos, pues su dieta está basada en peces pequeños y de seres invertebrados.

gac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.