El delegado estatal de Chihuahua, Juan Carlos Loera, coordinó este diálogo abierto y directo para atender demandas de la zona

En un ejercicio inédito funcionarios del gobierno federal se adentraron en territorio rarámuri para escuchar las necesidades de los pobladores indígenas de la Sierra Tarahumara, este martes, para ser atendidas de manera integral.

 

Previo a este encuentro, se llevó a cabo una reunión en la que se presentó el diagnóstico socioeconómico de los municipios de la Sierra Tarahumara, donde algunos gobernadores de las comunidades indígenas representadas explicaron su situación ante funcionarios públicos encargados de implementar acciones contundentes en favor de quienes más lo requieren.

 

En dicha reunión de trabajo los funcionarios de primer nivel de gobierno establecieron las bases para el Programa integral de la Sierra Tarahumara.

 

De igual forma se acordó que se entregarán al 100 por ciento todos los programas prioritarios impulsados por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador; asimismo, se realizará el Censo del Bienestar a través de asambleas comunitarias para que nadie se quede fuera de esta estrategia.

 

Para lograrlo, se tendrá un grupo de trabajo para cumplir con el Programa Integral de Desarrollo. En este compromiso para abatir la desigualdad social y extrema pobreza de estas comunidades participan:

 

● Ariadna Montiel Reyes, subsecretaria de Bienestar.
● Adelfo Regino Montes, titular del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas.
● Víctor Suárez Carrera, subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.
● Horacio Duarte Olivares, subsecretario de Empleo de la Secretaria de Trabajo y Previsión Social.
● Leticia Ánimas Vargas de “Becas Benito Juárez”.
● Baldemar Hernández Márquez, titular de Administración y Finanzas de la Secretaría de Bienestar.
● Luis Giovanni González, director general de Vinculación y Estrategia de Programas de Desarrollo Rural.
● Bárbara Salazar, representante de CONAFOR.

 

El delegado Estatal de Programas para el Desarrollo en Chihuahua, Juan Carlos Loera de la Rosa, quien convocó a este diálogo entre gobierno e indígenas de la Sierra Tarahumara, también participa en este esfuerzo a fin de dar respuesta integral a las demandas de dicha comunidad.

 

Dijo que los programas sociales deben ser un impulso económico para potencializar de manera más eficaz las actividades que ya realizan como sostén de su economía familiar como producción de alimentos básicos, artesanías, turismo sostenible, entre otros proyectos que deseen promover, en congruencia con las políticas públicas de esta transformación del país.

 

Pensiones para los Adultos Mayores y Personas con Discapacidad, “Proyectos Productivos” y “Jóvenes Construyendo el Futuro” en combinación con “Fomento a la Economía Social”, la llegada del Banco Bienestar y atención médica especializada, entre otras acciones y programas para seguir captando más beneficiarios hasta cubrir toda la zona para abatir las múltiples problemáticas que por generaciones han padecido.

 

En este importante encuentro, todas las voces interesadas en esta transformación fueron escuchadas, por lo que se contó con la participación Isidro Rodríguez, líder Rarámuri de Guaguachique, Librada Vega Lazos, entre otros gobernadores de las comunidades indígenas quienes recibieron con gusto las acciones plateadas.

 

En este marco, Loera de la Rosa agregó que “esto implica mantener procesos continuos y sistemáticos de consulta de los diversos proyectos con las comunidades indígenas. Se requiere un trabajo de promoción en el terreno para que sean las propias comunidades quienes definan sus proyectos”.

 

Enfatizó que, para consolidar estos avances, el gobierno federal, debe garantizarles a los pueblos originarios seguridad para evitar los diferentes tipos depredación, saqueos, desvío de recursos naturales para cultivos ilícitos que originan esclavitud, explotación y desplazamientos forzados, entre otras acciones que el crimen organizado lleva a cabo en detrimento de la calidad de vida de los indígenas de esta zona.

 

Asimismo, afirmó que es necesario ofrecer a las poblaciones de la serranía el suministro de bienes y servicios públicos básicos: agua para consumo y para realizar actividades agropecuarias, atención médica, educación, entre otros factores que permitan su pleno y sano desarrollo.

 

 

fahl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.