Las décadas de 1920 y 1930 se mantienen vivas en León, Guanajuato. Decenas de personas pasean con libros en mano, los cuales custodian con sumo cuidado, hasta llegar a la Casona del Arco. Ahí, entre estantes, tocadiscos y fotografías, existe un espacio dedicado a la diversión prohibida: Enmiienda 21, un bar secreto.

El concepto del establecimiento es en honor a los bares speakeasy que nacieron durante la ley seca en Estados Unidos durante las primeras décadas del siglo XX. El término se acuñó gracias a los camareros que sugerían a los comensales hablar en voz baja (“speak easy”) para no levantar sospechas del lugar, pues muchos de ellos se encontraban escondidos entre casas, almacenes o baños; los visitantes acudían con botellas de alcohol escondidas en libros, mientras que “el secreto” se pasaba de boca en boca.

Para Luis González, bartender del local, la mejor parte de su trabajo es la cercanía con la gente, debido a que no cuentan con meseros (para mantener la idea original) y la oportunidad de experimentar con los tragos y sus nombres. Cuenta que, noche tras noche, se transporta a una época de rebeldía y buena música.

Actualmente, Enmiienda 21 abre sus puertas de jueves a sábado de 19:00 a 02:00 horas. Los asistentes pueden disfrutar de una comida acompañada de cocteles de autor y un ambiente de jazz, incluso las bebidas llevan los nombres de Louis Armstrong, Lil Hardin, Mary Lou Williams, Frank Sinatra, entre otros músicos de la época.

 

PL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.