Felipe Fuentes Barrera opinó que cambios electorales no deben vulnerar autonomía e independencia

El magistrado presidente de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Felipe Fuentes Barrera, afirmó que esa instancia está preparada para las elecciones que se celebrarán el próximo domingo, en Baja California y Puebla, donde se elige gobernador, —comicios extraordinarios en el caso poblano— además de Aguascalientes, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas.

 

Confió en entrevista que impere la civilidad; en todo caso, dijo, el TEPJF cuenta con personal capacitado y en alerta permanente para resolver de manera pronta cualquier impugnación. “Contamos con personal capacitado y que trabajamos prácticamente los siete días de la semana y 24 horas”, indicó.

 

Fuentes Barrera clausuró el Observatorio Internacional de Derechos Políticos 2019, en la Universidad Autónoma de Coahuila, y firmó un convenio de colaboración con los 32 tribunales electorales del país, con el fin de impulsar la Justicia Abierta y mejorar la calidad en la impartición de la justicia electoral.

 

En su discurso, tras ofrecer una conferencia sobre candidaturas independientes, citó al ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea: “Hoy más que nunca, si nuestro país aspira a un futuro mejor, a una mayor justicia social, a una menor discriminación, todo esto pasa necesariamente por poderes judiciales honestos, confiables e independientes”, dijo y apuntó que coinciden con esa visión, pues los unen los mismos intereses, objetivos, valores y principios.

 

Acompañado por el magistrado de la Sala Superior, Reyes Rodríguez Mondragón, del presidente del Tribunal Electoral de Coahuila, Sergio Díaz Rendón, y del director de la Academia Interamericana de Derechos Humanos (AIDH), Luis Efrén Ríos Vega, dijo que las instituciones electorales deben cambiar, pero con pleno respeto a su independencia y autonomía, y sin poner en riesgo su progresión.

 

La independencia y permanencia de los órganos electorales son la columna vertebral del Estado democrático de Derecho, y es importante tomarlo en cuenta, dijo, en el debate sobre la reforma de los órganos electorales.

 

“La eliminación o modificación profunda de funciones, podría no sólo debilitar la operatividad de las autoridades, sino además vulnerar la legitimidad procesal electoral, y socavar la gobernanza de nuestro régimen democrático. No olvidemos que las instituciones electorales son baluarte del cambio con estabilidad política y tranquilidad, consolidarlas fortalece a México, vulnerarlas nos debilita a todas y a todos”, dijo y apuntó que en un país tan plural y democrático como México no tienen cabida las visiones únicas ni los esfuerzos aislados.

 

 

fahl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.