Bombazos en Sri Lanka cobrán más de 200 vidas y 450 heridos

Más de 200 personas murieron y al menos 450 resultaron heridas tras una serie de ataques con bombas a iglesias y hoteles de lujo en Sri Lanka durante el Domingo de Resurrección, en el primer atentado importante en la isla del océano Índico desde el fin de la guerra civil, hace 10 años.

El Gobierno declaró toque de queda en la ciudad de Colombo y bloqueó el acceso a la mayoría de las redes sociales y sitios de mensajería, incluyendo Facebook y Whatsapp. No estaba claro cuándo se levantaría la medida.

En una señal de que los ataques contra tres iglesias y cuatro hoteles podrían generar una ola de violencia, la policía informó el domingo por la noche que se produjo un ataque con cócteles molotov en una mezquita del distrito de Puttalum y ataques incendiarios contra dos tiendas propiedad de musulmanes en el distrito de Kalutara.

El Gobierno reconoció que tenía «información previa» sobre potenciales ataques a iglesias por parte de un grupo islamista local poco conocido, pero no hizo lo suficiente para enfrentarlo.

No hubo inmediatas reivindicaciones sobre la responsabilidad de los ataques en un país que estuvo en guerra durante décadas contra los separatistas tamiles hasta 2009, una época en que eran comunes los ataques con bombas en la capital.

El primer ministro, Ranil Wickr, reconoció que el Ejecutivo necesita analizar los vínculos internacionales de un grupo militante local.

Decenas de personas murieron en la iglesia católica de estilo gótico de San Sebastián, en Katuwapitiya, al norte de Colombo.

Medios informaron que 25 personas fallecieron en otro ataque a una iglesia evangélica en Batticaloa, en la Provincia Oriental.

Los grupos cristianos dicen que han enfrentado una creciente intimidación de algunos monjes budistas extremistas en los últimos años. En 2018 hubo enfrentamientos entre la mayoría de la comunidad budista cingalesa y la minoría musulmana, con algunos grupos budistas de línea dura acusando a los musulmanes de obligar a las personas a convertirse al Islam.

 

Arrestan a 13 personas

Luego de los ataques, tres oficiales de la Policía murieron durante una redada de las fuerzas de seguridad en una casa en la capital de Sri Lanka. Se han realizado 13 arrestos, todos personas originarias de Sri Lanka, difundió la Policía.

«Tenemos información de 207 muertos en todos los hospitales. De acuerdo a los datos hay 450 heridos ingresados en hospitales», dijo a periodistas el portavoz policial, Ruwan Gunasekera.

Funcionarios de Gobierno dijeron que 32 extranjeros murieron y que 30 resultaron heridos a raíz de las explosiones en iglesias y hoteles en Colombo, Negombo y Batticaloa.

Cifras

De acuerdo con el censo de 2012 en Sri Lanka, de los cerca de 22 millones de habitantes:

70% son budistas
12.6% son hindúes
9.7% son musulmanes
7.6% son cristianos

Ofensiva rebelde suma 227 muertos más

Fuertes explosiones sacudieron ayer la capital libia, Trípoli, después de un ataque aéreo, en el marco de los enfrentamientos entre las fuerzas lideradas por el mariscal Jalifa Haftar y las del gobierno reconocido internacionalmente, que han dejado al menos 227 muertos y mil 125 heridos.

Las explosiones, que habrían sido causadas por bombardeos aéreos, tuvieron lugar esta mañana en los distritos del sur de Trípoli, cuyos residentes aseguraron haber visto una aeronave sobrevolando la ciudad antes de abrir fuego, sin embargo, se desconoce a qué bando pertenecía.

El Ejército libio anunció la víspera el inicio de una contraofensiva contra las tropas de Haftar en todos los frentes.

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.