Científicos de Finlandia encontraron que una dieta rica en proteínas animales y carne, aumenta el riesgo de sufrir muerte prematura.

Tras 20 años de seguimiento, observaron que quienes prefirieron consumir proteína animal en lugar de vegetal, tenían 23% más de riesgo de muerte.

Además, el peligro aumentó aún más en personas diagnosticadas con diabetes tipo 2.

En el estudio los hombres llegaron a consumir hasta más de 200 gramos de proteína animal por día, especialmente carnes rojas, cuando lo recomendable es adquirir máximo 500 gramos por semana.

Investigaciones anteriores demostraron que el consumo de carnes procesadas, como salchichas y embutidos, se asocia con mayor riesgo de perder la vida.

Sin embargo, el panorama general relacionado con los efectos en la salud de las proteínas sigue sin estar claro.

 

Sabías que:

La carne más consumida en el mundo es de cerdo (37%), le sigue la de ave (32%) y en tercer la de vacuno (24%).

Para producir 1 kg de carne se requieren 16 mil litros de agua.

La industria ganadera es uno de los principales contribuyentes a la degradación del medio ambiente en todo el mundo.

Las carnes rojas (vacuno, cabra, cordero, cerdo) aumentan el riesgo de cáncer al esófago, pulmón, páncreas y endometrio.

A nivel mundial aproximadamente 34 mil muertes por cáncer al año son atribuibles a dietas ricas en carnes procesadas.

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.