La procuradora capitalina Ernestina Godoy indicó que en el caso de la muerte del músico Armando Vega Gil no hay más qué investigar porque se trató de un suicidio, y manifestó su respeto absoluto al movimiento de denuncias en contra del acoso sexual conocido como “#MeToo”.

 

“Está acreditado que fue efectivamente un suicidio. No tenemos mayor cosa qué investigar. Los peritos así lo determinaron”, dijo en rueda de prensa al ser cuestionada sobre si se investigará a quienes operan este tipo de sitios en México.

 

“Absoluto respeto a este movimiento”, indicó la titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, quien subrayó: «no queremos que ni haya abuso, ni acoso, ni nada”, pero tampoco “estamos presionado a las mujeres para que vengan a denunciar”.

 

La funcionaria señaló que si desean denunciar la Procuraduría capitalina está abierta, aunque si no lo hacen la información que se maneja en estas redes sirve para generar políticas púbicas y programas. “Respeto absoluto a esas páginas”.

 

 

jhs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.