Foto: Daniel Perales A propósito de su arranque de campaña, el candidato de Morena al Gobierno de Puebla habla con 24 HORAS. Dice que en caso de ganar, no encabezará una persecución política, pero sí aplicará la ley  

Tengo la salud para competir, para ganar y para gobernar: Barbosa

Luis Miguel Barbosa enfrentará su segunda elección por la gubernatura de Puebla en un año con los colores de Morena. Uno de sus contendiente, lo impugnó y un grupo dentro de su partido enfrenta a la presidenta Yeidckol Polevnsky, acusándola de cargar los dados en favor del ex senador.

Como parte del golpeteo a su candidatura se dice que está enfermo y, los grupos más extremos, hasta lo responsabilizan del desplome del helicóptero en que murió la gobernadora Martha Erika Alonso y su esposo Rafael Moreno Valle.

En una entrevista con 24 HORAS habla de todos los temas que lo alcanzan de frente a esta nueva contienda.

Si vemos los números, Morena aparece adelante en todas las encuestas, y usted será el candidato. ¿Siente que ya la tiene ganada?

-No. Ninguna encuesta, ninguna medición te resuelve una campaña. Nunca puede pensarse así, quien piensa que así se resuelven las cosas, se equivoca. Yo conozco casos donde se empezó con un amplio margen y se perdió por un mayor margen. Yo voy a ser el candidato que más trabaje, el que más se responsabilice. Mi propuesta es la reconciliación de Puebla, la pacificación de Puebla, el bienestar por Puebla. Así que estamos trabajando con mucha estrategia. Yo soy alguien que se compromete con lo que hace.

Parece que los obstáculos que tiene no son los números, sino que están en su mismo partido.

-Lo de mi partido tendrá que resolverse cuando se desahoguen los procedimientos impugnatorios que presentó uno de los aspirantes, que contrastan con el comportamiento político que debiéramos tener todos los que competimos. Pero cada quien su responsabilidad cuando lo hace. Para mi, mis contendientes son los candidatos del PRI y del PAN, y yo los respeto.

Alejandro Armenta asegura que hubo dados cargados en su favor e impugnó.

– La decisión de la dirección nacional deriva de una encuesta llevada a cabo por la Comisión Nacional de Candidaturas, donde no fue la opinión de la presidenta a favor mío, ni la opinión de Ricardo Monreal a favor de Armenta, sino fueron las entrevistas de los encuestados: Mil 440 entrevistas en 120 secciones electorales, determinada con los procedimientos científicos y la metodología que todos conocimos, así es que, ya cuando la obsesión por un propósito rebasa la normalidad, ya qué se puede hacer. Yo llamo a Armenta a que recupere la moderación, la serenidad y espero que todos caminemos juntos en la campaña y en la búsqueda del triunfo para Morena.

¿Hay confrontación con Ricardo Monreal?

–Bueno, yo veo que ha rivalizado mucho Ricardo Monreal, yo espero el apoyo de Ricardo Monreal. Yo pronto me comunicaré con él y estoy seguro que recibiré su apoyo. Así que yo no tengo ninguna rivalidad, yo lo conozco hace muchos años, me considero su amigo, nunca he tenido ningún problema con él.

¿Operó en contra de usted?

– Operó a favor de Alejandro Armenta, con toda seguridad lo hizo y a ver, le reconozco derecho de hacerlo, porque es senador, coordinador de los senadores y Armenta es parte de su grupo parlamentario. Y ahí me quedo. Nunca había yo visto que un grupo parlamentario quisiera meterse en una definición partidaria.

¿Yeidckol Polevnsky operó a favor de usted?

–No. Yeidckol opinó en favor mío, como un candidato, hasta antes de que hubiera una convocatoria emitida por la dirección de Morena.

¿Y el Presidente de la República?

–¡Por favor! El Presidente de la República no se ocupa de los asuntos del partido, está ocupado de los asuntos del Estado Mexicano y de todos los mexicanos.

Se lo pregunto porque en Puebla el Presidente de la República, en Puebla llamó a desterrar el fraude electoral.

–Sí, este proceso está llamado a ser el primer proceso auténticamente democrático en la historia política de Puebla, y los que lo quieren manchar, es lo que quieren (…) descalificarlo porque está llamado a ser. Hoy el proceso lo va a conducir el Instituto Nacional Electoral y no el OPLE poblano que estuvo controlado el año pasado por el Gobierno del estado, entonces, de Tony Gali, y por el suprapoder personal que representaba el hoy extinto Rafael Moreno Valle.

Hablando Moreno Valle y Martha Erika Alonso, quien le ganó las elecciones el año pasado, según el Tribunal Electoral, hubo incluso gente que lo señalaba como, quizá, una persona que pudo haber operado para que esto operara.

–Eso es una locura. Yo soy un hombre de buena fe. No tengo ningún alcance para hacer el mal.

¿Sabía que este tipo de pensamientos iban a llegar?

–En los panistas sí. En el morenovallismo sí. Lo comenzaron a hacer como guerra sucia desde el momento de la tragedia, pero no les salió. La guerra sucia no les salió. La guerra sucia nunca constituye una verdad, sirve para manchar. Y es como el lodo: El lodo cuando se seca se cae. De la caída del helicóptero saldrá cuáles fueron las causas. Seguramente será una falla mecánica y cuando salgan las causas de la falla mecánica, ojalá y los que hablan no se arrepientan de que la falla mecánica derive de la corrupción del mantenimiento mecánico de una aeronave q ue, si bien, no era del Gobierno del Estado, le servía al Gobierno del Estado.
Yo estoy perfectamente tranquilo y decirte que yo gané la elección el año pasado por 12 puntos.

¿Por qué?

Lo gané. Lo medimos. Fui declarado triunfador esa noche, pero había la manipulación en los órganos electorales. El control absoluto del Gobierno y la operación institucional, recursos públicos hicieron que se diera ese esquema.

¿Y por eso la presidenta del Tribunal Electoral dejó de ser presidenta?

–No lo sé, fíjate. Pero sí creo que ese tema quedará como una mancha en el desempeño de la justicia electoral.

¿Qué va a hacer con el tema de la reconciliación si llega a ganar, evidentemente Puebla está dividido con la gente de Moreno Valle, e incluso dentro de Morena.

–A ver, a ver… Yo quiero que se comprenda el término de reconciliación. La reconciliación es con la sociedad, primero. Porque no nos confundamos que es con los machuchones de la política. Porque ellos, a lo mejor la reconciliación que quieren es el reparto de la prebendas del poder. No. Eso se acabó. Yo no voy gobernar con la clase política que siempre se ha beneficiado del ejercicio del poder. Yo voy a gobernar con la gente que llegue al servicio público derivado del mérito de la honestidad, de los principios, de la experiencia de la capacidad. No con esa clase política que se ha corrompido, o que se ha beneficiado.

Yo tendré trato político con todos. No encabezaré un gobierno persecutor.

¿Irá por los corruptos?

–Aplicaré la ley, pero nunca encabezaré un Gobierno de persecución política en contra de nadie. Pero créeme que a mi el poder no me seduce, yo no soy un hombre de élites, no soy un hombre de privilegios, soy un hombre de vida muy normal y eso creo que contrasta con todo lo que se ha vivido en Puebla.

Volviendo un poco al tema de la caída del helicóptero, cómo se enfrenta esta parte de la historia.

–Quiero decirte que tenemos medido lo que la gente opina del desplome del helicóptero y vamos a ser respetuosos de la opinión de la gente. Es lo primero, ese es el cuidado con el que tenemos que transitar en esta coyuntura política, claro que sí. No revivir la confrontación de 2018 es fundamental, es parte, inclusive, de la reconciliación.

Pero la reconciliación es más de sociedad, la sociedad poblana está cansada de la confrontación de los actores políticos. Trato político, respeto entre nosotros, pero la reconciliación con la sociedad. Este tema nos dolió a todos. Lo lamentamos todos (…) y todos, nunca hubiéramos pensado que ese fuera el destino de la gobernadora no de Rafael Moreno Valle, las cosas ya se habían resuelto política y jurídicamente, todo estaba caminando, pero, bueno, así suceden las cosas y la vida…

¿Lo vio esto como una nueva oportunidad?

–Nunca. Yo no pensé en participar, sino es que las mediciones sobre lo que la gente opina de mí no hubieran sido favorables. Y son favorables.

¿De salud cómo está?

–Muy bien, me siento muy bien: más fresco que una lechuga. Me cuido, trato de cuidarme, no lo hago con rigidez, pero me cuido. Y tengo salud para competir, tengo salud para ganar y tengo salud para gobernaR.

Citas:

“ Y sí, siento que mi candidatura es muy apoyada tiene buenas condiciones, pero, nunca, la confianza me ha acompañado en todos mis propósitos”

“Que se aclare quién era el propietario de esa aeronave (…) Un conjunto de cosas que ya se están sabiendo, que ya se saben, que forman parte de las investigaciones”

LEG